Category Archives: Ciencia

Noticias de ciencia en general

Las sorprendentes propiedades curativas de la Sal del Himalaya ¿o no?


Excelente articulo que pense en compartirles

1 estafa sal_himalayaParece ser que la siempre sospechosa medicina científica ya no es necesaria puesto que los incansables y altruistas investigadores de la medicina alternativa tienen un tratamiento inocuo y muy eficaz para mantener sano tanto el cuerpo como la mente.

Y ese milagroso producto proviene de las lejanas minas de sal del Punjab pakistaní, en donde parece ser que se produce un tipo especial de sal con nada más y nada menos que 84 elementos minerales que como no podía ser de otra manera son beneficiosos para multitud de enfermedades. Como ven casi la panacea universal.

Entre otras propiedades de esta milagrosa sal de más de 250 millones de años destacan que puede regular el contenido de agua del cuerpo (como todas las sales), equilibrar el exceso de acidez de las células, particularmente las células del cerebro (no me pregunten cómo se sabe esto), absorber partículas de alimento en el tracto intestinal (pues bueno), ayudar a limpiar las obstrucciones de moco y flemas en los pulmones, sobre todo en pacientes que sufren de asma o fibrosis quística (ahí es nada), actuar como un potente antihistamínico natural que ayuda a limpiar la congestión en los senos nasales (más de lo mismo), prevenir calambres musculares (de aquí a las olimpiadas), reafirmar la estructura del esqueleto y prevenir la osteoporosis (¿ven que fácil?), regular el sueño, al ser un hipnótico natural (un vasito antes de acostarse y a dormir como un bebe), mantener la libido (ni viagra ni leches, pobres multinacionales farmacéuticas que se les acaba el chollo), prevenir la aparición de varices en las piernas (esto arruinará también a los cirujanos plásticos), estabilizar los latidos irregulares del corazón (fuera infartos), equilibrar los niveles de azúcar en sangre (la diabetes erradicada), ayudar a reducir la tasa de envejecimiento (un kilo de sal a la semana nos mantendrá jóvenes y prácticamente inmortales), y lo mejor de todo contribuir a la generación de energía hidroeléctrica en las células del cuerpo. Así que adiós a nuestros problemas energéticos. Energía limpia y renovable sin necesidad de costosas instalaciones eléctricas, simplemente nos enchufamos a la corriente eléctrica de nuestra casa mientras vemos la TV bebiendo un vaso de sal del Himalaya y adiós a la factura de la luz, sobre todo ahora que se ha puesto por las nubes.

Y por supuesto no se dejen engañar, pidan siempre Sal del Himalaya certificada, puesto que como los océanos se emplean en la actualidad como basureros y contienen multitud de elementos tóxicos (mercurio, PCBs, dioxinas, fertilizantes, vertidos de aceite y petróleo, etc.) pues parece ser que la sal marina hoy en día no resulta tan saludable como lo era antiguamente. En esta fotografía

1 sal marina normal

se puede observar como un poco de pobre sal marina común y corriente tiene

estructuras cristalinas irregulares y aisladas desconectadas de los elementos naturales que las rodean. Por ello, no importa la cantidad de nutrientes que contenga, ya que no podrán ser absorbidos por el cuerpo a menos que gaste tremendas cantidades de energía para vitalizarlos. La ganancia neta del cuerpo es pequeña en comparación con la gran pérdida de energía.

Sin embargo admiren la belleza de la Sal del Himalaya

1 sal himalaya curativa

en donde se puede observar fácilmente que

… la estructura cristalina de la sal cristalizada está equilibrada, sus 84 minerales se encuentran interconectados en una estructura armoniosa. Lo que significa que la energía contenida bajo la forma de los minerales puede ser fácilmente metabolizada por el cuerpo. Esta sal tiene un efecto energético vitalizante. La ganancia neta del cuerpo es grande con 0 pérdidas de energía.

Y aunque barata no es (puesto que el kilo de esta maravilla médica nos sale a 29,50 dólares impuestos no incluidos o bien a 19,90 euros IVA incluido la salmuera al 26%) no me digan que no merece la pena. Aunque por supuesto tendrán que fiarse de la palabra de las altruistas empresas de la medicina alternativa y natural que lo comercializan, puesto que no existe ningún estudio riguroso que demuestre alguna de sus extraordinarias propiedades curativas. Pero claro, todos sabemos que el mundo de las terapias naturales es honrado y cabal y nadie se va a aprovechar de nuestra inocencia para estafarnos, a diferencia de la perversa medicina científica que se ha desarrollado únicamente para engañar al común de la ciudadanía.

Pero además es que ni siquiera es necesario tomarse esta increíble sal para sentir sus potentes propiedades curativas, puesto que comprando simplemente una lámpara de sal, también por un módico precio

1 curativa Lamparas-de-sal

obtendrán grandes beneficios para su salud ya que

Las lámparas de sal son ionizadores naturales que llenan la casa de una calidez muy confortable y agradable. Nuestra salud física y mental está influenciada entre otras cosas por la correcta ionización de nuestro entorno. Las lámparas de sal son ionizadores naturales que aportan calidez y claridad a los espacios. Por la belleza natural de sus formas se pueden utilizar para embellecer cualquier lugar. A través de su luz y color, favorecen la creatividad, el relax, la claridad mental y mejoran la concentración. En Feng Shui se utilizan para mejorar la energía de alguna zona concreta.

o ya puestos si visitan una cámara de sal o “salarium” (o mucho mejor, se construyen una en el sótano de su casa que es mucho más cómodo), hechas con bloques de sal del Himalaya podrán disfrutar de parte de sus maravillosas propiedades curativas.

1 camara sal himalaya salarium

Así que ya saben, abracen esta terapia totalmente natural y holística y olviden sus problemas de salud y alcanzarán cotas inimaginables de bienestar ¿o no?

Entradas relacionadas:

* Basta ya de malgastar el dinero en vitaminas y suplementos minerales

* Casualidad frente a causalidad o el porqué las supercherías pseudomédicas parecen funcionar

* Cuidado con los remedios naturales que pueden producir cáncer

* Efectos secundarios del uso de la medicina alternativa en niños

* Elige tu terapia alternativa

* Las terapias sin intereses lucrativos

* Los charlatanes atacan de nuevo: el “plasma marino” y la cura universal

* Magnetoterapia: cómo conseguir que a usted le funcione

* Más charlatanes: Las Lámparas de Sal del Himalaya

* Orinoterapia: la terapia del reciclado uréico

* Un elaborado placebo llamado Flores de Bach

Ve el articulo aquí:
Las sorprendentes propiedades curativas de la Sal del Himalaya ¿o no?


Un poco de humor pseudomédico


A ver que opinan de este articulo que me encontre en la red

homeopatia seguro de vida medicina alternativa irracionalidad pseudomedicina estafaAunque este video es ya un poco antiguo, condensa con mucha ironía la irracionalidad de las supercherías pseudomédicas a las que estamos sometidos en este supuestamente tecnológicamente avanzado siglo XXI. Y lo más triste es que gran parte de la humanidad sigue aferrada a estas criminales estafas pagando no sólo un alto coste económico, sino lo que es peor poniendo en riesgo su salud y la de sus inocentes hijos.

P.D.

Gracias a Mi clon malvado por la viñeta que tan inteligentemente desmonta la superstición homeopática.

Entradas relacionadas:

* Basta ya de malgastar el dinero en vitaminas y suplementos minerales

* De homeopatías y milagros

* Decálogo del “a mi me funciona” (o como detectar estereotipos en pseudomedicina)

* El movimiento antivacunas amenaza la salud mundial

* Holanda pide a la homeopatía que demuestre su capacidad de curar

* La Asociación Americana de Veterinarios rechaza la homeopatía

* La homeopatía, derrotada en la Asociación Médica Británica

* La no tan inocua homeopatía

* Las cuentas de la homeopatía

* Lección magistral de homeopatía a cargo de James Randi

* Los estudiantes de medicina de España en contra de las pseudomedicinas

* Sanidad concluye que el principal efecto de la homeopatía es placebo

* Superstición y pseudomedicinas en las bases de datos científicas (I): Homeopatía y “medicina” Ayurveda

Via:
La Ciencia y sus Demonios


El problema del reparto de la apuesta


Hola visitantes de Tenoch, en esta ocasión les traigo el siguiente articulo ojala sea de su interes

Ludo aleae

Imagine por un momento que se encuentra jugando una partida de dados. Usted y su contrincante juegan a escoger una cara de un único dado, y apuestan 32 euros cada uno a que la suya será la primera en salir tres veces. En un momento determinado, la partida debe interrumpirse. Si en ese instante el número que escogió usted ha salido dos veces, mientras que el de su oponente sólo una, ¿cómo debería repartirse la apuesta?

Quizá lo primero que se le ocurriría es que, como van dos a uno, los 64 euros deberían repartirse siguiendo esta proporción. Por tanto usted se llevaría dos terceras partes, 44 euros con 66 céntimos, mientras que su oponente se quedaría con los 21 euros con 33 céntimos restantes. Teniendo en cuenta que estaba a punto de ganar la partida, ¿le parece satisfactorio el reparto?

¿Y si fuera usted el que va perdiendo? Teniendo ahora en cuenta que aún podría remontar el tanteo y acabar ganando la partida ¿se conformaría con una tercera parte del dinero?

Si tiene conocimientos elementales en cálculo de probabilidades podría pensar que se trata de un problema sencillo, pero no lo es en absoluto. Que hoy en día manejemos herramientas que permiten a alumnos de secundaria resolverlo sin dificultad no significa que el problema sea fácil, simplemente que ya sabemos cómo hacerlo. Tanto es así que este fue un problema abierto durante al menos 160 años, y sus intentos de resolución desembocaron en la primera formulación de la teoría del cálculo de probabilidades. ¿Quieren averiguar cómo? Pues vamos.

?

Las primeras soluciones aritméticas

La primera propuesta de resolución del problema de la que se tiene constancia corresponde a Fra Luca Pacioli. En el año 1494 propone una solución utilizando una versión del problema similar a esta:

Un grupo juega a la pelota de tal modo que se necesitan un total de seis tantos para ganar el juego. La apuesta es de 22 ducados. Por algún incidente no pueden terminar el juego y un bando se queda con cinco tantos y el otro con tres. Se quiere saber qué participación del dinero del premio le corresponde a cada bando.

Pacioli pensó que, para repartir la apuesta justamente, lo que se debía tener en cuenta es qué parte del juego se había jugado ya y qué proporción de esa parte había conseguido cada equipo. Como el número máximo de tantos que se pueden conseguir son 11 (seis del que gana y cinco del que pierde), y se han conseguido ocho, considera que los 22 ducados se apuestan por estas 8/11 partes del juego en lugar de por el juego completo. Como el equipo con ventaja lleva “ganadas” 5/11 de estas 8/11 partes, la proporción del premio que merece llevarse cada uno es

dfrac{5}{11} div dfrac{8}{11} =dfrac{5}{11} times dfrac{11}{8}= dfrac{5}{8}

Por tanto el equipo con ventaja se queda con 5/8 partes de 22 ducados, que son 13 ducados y tres cuartos, y el otro con 3/8 partes, ocho y cuarto. En realidad esta forma de resolver el problema es la misma que propusimos al principio pues la relación entre lo que se llevan ambos equipos responde al tanteo en el momento de suspender la partida, cinco a tres.

Posteriormente Nicolo Tartaglia se da cuenta de un fallo en la solución de Pacioli: si en el momento de parar el juego el segundo equipo no hubiera anotado ningún tanto, el primero se quedaría con toda la apuesta. En 1556 propone otra solución que supera esta dificultad.

Lo que hace es devolver al equipo que va ganando su apuesta más una parte proporcional de la del que va perdiendo. Así, la proporción adecuada sería, según Tartaglia, la diferencia de tantos entre uno y otro dividida entre los tantos a conseguir, que en este caso sería de 2/6, o mejor, de 1/3. Por tanto, al equipo que va ganando le corresponderían

11+dfrac{1}{3} times 11 = 14+dfrac{2}{3}

luego se quedaría con 14 ducados y dos tercios, mientras que el que pierde se llevaría el resto, siete ducados y un tercio.

Ninguna de las soluciones convence porque ambas tienen la misma carencia: no cuentan con lo que pudiera ocurrir en las partidas que quedan por jugar.  Pero esto no era algo tan sencillo de hacer para los contemporáneos de Pacioli y Tartaglia, pues implicaba el uso de conceptos que escapaban, de lejos, del alcance de las matemáticas de la época.

?

Blaise Pascal, Pierre de Fermat y El Caballero de Mèrè

Casi cien años después del intento de solución de Tartaglia, el problema llega a oídos de unos tales Blaise Pascal y Pierre de Fermat, y lo hace de la mano de un personaje de la época conocido como El Caballero de Méré (que aunque haya pasado a la historia como un jugador empedernido, en realidad era pensador y escritor, además de aficionado a las matemáticas) El enunciado que se propone es análogo al que vimos al principio, salvando, como es natural, que los jugadores se juegan doblones de oro en lugar de euros.

En una carta enviada a Fermat el Miércoles 29 de Julio de 1654, Pascal propone la siguiente solución:

Para conocer el valor del reparto, cuando participan dos jugadores en tres tiradas y pone cada uno 32 monedas en la apuesta:

Supongamos que el primero de ambos tiene 2 puntos y el otro 1 punto. Si, ahora, vuelven a lanzar el dado las posibilidades son tales que si el primero gana, ganará el total de monedas en la apuesta, es decir 64. Pero si es el otro el que gana, estarán 2 a 2 y en consecuencia, si desean acabar o se interrumpe el juego, sigue que cada uno tomará su apuesta, es decir 32 monedas.

Por lo tanto Señor, se ha de considerar que, si el primero gana, 64 monedas le pertenecerán y si pierde, entonces sólo le pertenecerán 32 monedas. Si no desearan jugar este punto, y desearan separarse, el primero podría argumentar “Tengo seguras 32 monedas, pues incluso si pierdo las recibiré. Las 32 restantes, quizás las gane o quizás no, el riesgo es el mismo. Por lo tanto, dividamos esas 32 restantes por la mitad, y dadme además las 32 que tengo seguras”. El primero tendrá 48 monedas y el segundo tendrá 16.

Lo que Pascal dice es que hay que tener en cuenta lo que puede ocurrir en las jugadas siguientes y calcular la parte de la apuesta que arriesga cada jugador en cada una de ellas. En la primera, el que gana se asegura 32 doblones, y en la segunda, el riesgo se reparte por igual, por lo que se han de dividir los doblones restantes en 16 y 16.

Arbol1_repartoapuesta

Este sencillo párrafo de Pascal es clave, pues no sólo da con la solución correcta, sino que utiliza, aunque probablemente sin reparar demasiado en ello, conceptos tan comunes hoy en día como el de espacio muestral, suceso aleatorio e incluso el de probabilidad condicionada(1). Habla además explícitamente de probabilidad, aunque la llama riesgo. En el intercambio de correspondencia posterior, de un tremendo interés histórico, Fermat propone recontar cada uno de los casos posibles y Pascal desarrolla para ello el cálculo de números combinatorios… casi nada.

Sin embargo no avanzan mucho más allá en lo que sería la formulación precisa de una teoría de la probabilidad, y esto no nos permite apreciar con claridad porqué este es el reparto más justo. Y es que en esta solución se esconde una idea más, un concepto que será fundamental no sólo para comprender completamente este problema, sino para el mismo desarrollo de toda una nueva teoría matemática.

?

Christiaan Huygens y el nacimiento del cálculo de probabilidades

No habría que esperar mucho para que otra mente privilegiada diera con esta idea. En 1655 Christiaan Huygens conoce la solución de Pascal, aunque no el método que ha seguido para encontrarla, y se propone encontrar una explicación fundamentada. Fruto de su trabajo es el tratado De ratiociniis in ludo aleae, publicado en 1657 como parte de una obra más extensa. En él construye la base teórica que da soporte a la solución de Pascal, asigna claramente probabilidades a cada uno de los casos posibles e identifica un concepto al que llama expectatio. Veamos cómo lo hizo(2).

Si suponemos que el juego continua aunque después de la primera tirada tras la interrupción el tanteo quedase tres a uno, tenemos que, pase lo que pase, el jugador que ya ha ganado sigue ganando, y además puede hacerlo con dos marcadores diferentes, 4 a 1 o 3 a 2. Si por el contrario empatan, tanto uno como otro pueden terminar ganando con la misma probabilidad, como ya sabemos. Entonces, si hacemos un recuento de los posibles resultados de realizar dos tiradas más tendremos que, de los cuatro que hay, en tres gana el jugador que llevaba ventaja y en uno el que no.

Ahora sí parece fuera de toda duda que la relación entre lo que se llevan ambos jugadores debe ser de tres a uno, y así lo que debe recibir cada jugador es

dfrac{3}{4} times 67 = 48  y  dfrac{1}{4} times 67 = 16

A esto lo que Huygens llamó expectatio de cada uno de los jugadores, y hoy en día lo llamamos valor esperado o esperanza matemática de las variables aleatorias “beneficio del jugador que va ganando” y “beneficio del jugador que va perdiendo”. Y esta era la última pieza que faltaba en el rompecabezas.

Arbol2_repartoapuesta

El trabajo de Huygens es de tal importancia y tuvo tanta influencia en tratados posteriores que el propio Laplace dijo de él que era merecedor de entrar “por la puerta grande como maestro y fundador de la nueva ciencia del azar”.

Y todo por una inocente partida de dados.

?

Esta entrada participa en la Edición 5.1: Rey Pastor  del Carnaval de Matemáticas que se celebra en el blog Tito Eliatron Dixit.

?

(1) Pascal no es el primero en acercarse al cálculo de probabilidades, pues en 1526 Girolamo Cardano, tratando el mismo problema, ya había intuido e incluso enunciado algunos de estos conceptos. Sin embargo su trabajo no fue publicado hasta 1663, ocho años después de la carta de Pascal a Fermat y cinco después del tratado de Huygens.

(2) En realidad la exposición de Huygens es casi idéntica a la de Pascal, con la precisión añadida que le aporta esta nueva idea. Me he tomado la libertad de reinterpretarla de una manera equivalente para que el ejemplo fuese más ilustrativo.

?

La idea para esta entrada surgió de un trabajo propuesto por el profesor Jerónimo Vega Guillén, de la Universidad de Sevilla, realizado en gran parte a partir del artículo Historia de un problema: el reparto de la apuesta, de Juan Antonio García Cruz, publicado en el nº 33 de febrero de 2000 de la revista SUMA

Enlaces relacionados:

Via:
%source%


Bill Maher entrevista a Francis Collins


Para todos los lectores de Tenoch a ver que opinan de este Post que me parecio interesante

1doublehelix_cross_smallBrevísima pero impagable entrevista dentro del documental Religulous del cómico estadounidense Bill Maher a Francis Collins, uno de los pocos científicos famosos que se considera creyente, abjurando del método científico y muestra evidente de los peligros intelectuales de dejarse llevar por creencias irracionales.

Entradas relacionadas:

* ¿Se debe debatir con creacionistas?

* “Creacionismo científico” (y II)

* Ciencia, anticiencia y religión según el físico y filósofo norteamericano Victor Stenger

* Científicos cristianos: el irracional argumento de autoridad para justificar la superstición

* Como se debe tratar el tema del creacionismo en clase de ciencias

* Crítica a «44 hechos científicos corroborados por la Biblia» (y IX)

* El geriniol es el psicotrópico más potente, adictivo y peligroso del mundo

* La responsabilidad de un premio Nobel frente a la irracionalidad

* No hay un terreno común entre ciencia y religión

Via:
La Ciencia y sus Demonios


¿Se debe debatir con creacionistas?


Me parecio interesante esta informacion y la comparto con mis lectores

1 evvolucion versus diseño inteligente creacionismoCon motivo del reciente debate entre el ingeniero y divulgador científico Bill Nye y el creacionista y literalista bíblico Ken Ham celebrado nada más y nada menos que el Museo de la Creación de Kentucky (quizás el lugar menos neutral de todos los posibles), se ha reabierto la polémica sobre la cuestión (nunca definitivamente resuelta) de si se debe debatir con creacionistas (o ya puestos con la innumerable variedad de pseudocientíficos, religiosos, negacionistas y demás portavoces de esas supuestas verdades incognoscibles para la ciencia) para poner en evidencia los errores y falacias del mundo de la superstición irracional, o si por el contrario este tipo de debates es contraproducente y sirve únicamente para dar credibilidad académica y mayor publicidad a lo que no son más que los desvaríos de aquellos de nuestros congéneres menos dotados intelectualmente.


Así dentro del campo racional existen dos posturas encontradas. Primero, los defensores del debate que han argumentado que en EEUU los creacionistas llevan años montado una campaña perfectamente orquestada y generosamente financiada para hacer pasar el literalismo bíblico como una teoría científica más, que no solo puede sino que debe ser enseñada en las clases de ciencias de los colegios en igualdad de condiciones con el evolucionismo, y que

“La estrategia de ignorar simplemente el diseño inteligente y esperar a que desaparezca no está funcionando. Si los creacionistas están haciendo incursiones y cambiando la mentalidad de la gente para que tenga en cuenta esas tonterías, nosotros podemos thacer oscilar el péndulo hacia el lado contrario y abrir la mente de las personas a la evidencia científica real. Permitir que los defensores del diseño inteligente sigan difundiendo su mensaje sin ninguna réplica hará que ganen más adeptos justo en nuestras narices.”

Y en el otro extremo están aquellos que opinan que celebrar estos debates es un error puesto que únicamente da credibilidad a quien no la tiene, ya que sólo se pueden debatir materias en controversia y mientras la evolución es un hecho científico perfecta y sólidamente establecido por miles de estudios y aceptado por la comunidad científica al completo, el diseño inteligente y el creacionismo son pura y dura mitología (de un insignificante pueblo de pastores) basada en una fe irracional sin apoyo científico alguno, tal y como comentaba hace tiempo Richard Dawkins en su ya célebre comentario sobre el asunto:

Estos críticos también han apuntado que aunque los debates científicos pueden llegar a ser muy duros y enconados, todos los participantes se atienen a unas reglas basadas en la búsqueda de la verdad objetiva fundamentada en evidencias y en la razón. Y que estos debates profesionales se realizan en el contexto aséptico de las publicaciones científicas y reuniones de expertos, en donde se priman los datos y la reflexión y poco o nada tiene de relevante la destreza en oratoria o la rapidez y mordacidad de las respuestas. Mientras por el contrario, los creacionistas juegan con otras reglas (más propias de los shows televisivos) basadas en la estrategia de contar medias verdades, incluir citas sacadas de contexto, cuando no de propagar directamente mentiras, tergiversaciones o acusaciones para establecer un vínculo de simpatía con el público independientemente de la veracidad de sus afirmaciones.

debate evolucion diseño inteligente creacionismo odin
Por supuesto ambas posturas tienen parte de razón y quizás la mejor elección sea la de acudir al debate sabiendo lo que significa tal y como indica Ann Reid, la directora del “National Center for Science Education”:

“Él [Bill Nye] investigó las opiniones de su oponente, consultó con expertos y se preparó a fondo, como lo haría cualquier polemista cuidadoso. Pero él disfrutó de una ventaja crucial que es poco probable de ser compartida por el científico promedio. Nye es un brillante y admirado comunicador de ciencia, con una presencia en el escenario similar a un artista profesional y la capacidad de conectar con el público más general. Los debates son actuaciones y Nye es un espléndido intérprete.”

Para terminar, únicamente indicar que en este tipo de debates para mi gusto haría falta un poco de ironía o como dicen en mi tierra “de mala leche”, porque si un individuo se atreve a defender en público sin rubor alguno que su diosecillo particular (sea este el que sea), resultado de la invención por parte de unos pobres ignorantes iletrados de tiempos remotos, es capaz de construir una Teoría Científica pues está dando pie a que se muestren en público de la manera más descarnada las vergüenzas de sus irracionales y fantasiosas afirmaciones.

1 geocentrismo creacionismo genesis creacion religion ciencia astronomia biblia dogma iglesia
Entradas relacionadas:

* Así se vende el Diseño Inteligente
* Ciencia, anticiencia y religión según el físico y filósofo norteamericano Victor Stenger
* Científicos cristianos: el irracional argumento de autoridad para justificar la superstición
* Diseño Inteligente: ¿ciencia o panfleto?
* El diseño inteligente como explicación teleológica
* El origen del ojo: entre la evolución y el diseño inteligente
* Joe Thornton: el hombre que refutó el Diseño Inteligente
* K. Miller. “El Diseño Inteligente enseña a los estudiantes a no ser curiosos”
* La responsabilidad de un premio Nobel frente a la irracionalidad
* Las ofensivas cartas marcadas de los creyentes a la hora de discutir sobre ciencia
* Michael Specter hablando sobre el peligro del pensamiento anticientífico
* Munilla y la aceptación irracional del Diseño Inteligente
* Noam Chomsky y el Diseño Inteligente
* Richard Dawkins sacudiendo conciencias en EEUU
* Sencillo manual práctico para saber cuando existe un verdadero debate científico

Vía:
¿Se debe debatir con creacionistas?