Category Archives: Ciencia

Noticias de ciencia en general

Diez mitos sobre las vacunas y diez hechos verdaderos sobre la vacunación


Les comparto este Post de uno de nuestros Blogs favoritos

anti-vax--pro-diseaseLa Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó hace algún tiempo un documento sobre mitos acerca de la vacunación, escrito que debido al auge de los movimientos antivacunas y la reciente reaparición de la difteria en España debería ser recordado para evitar que uno de los mayores avances de la medicina sea cuestionado poniendo en peligro la sanidad pública y la vida de las personas, sobre todo de los más indefensos: los niños tal y como ha recordado recientemente la Sociedad Española de Inmunología.

transmision aerea virus

?

Mito 1: Las mejores condiciones de higiene y saneamiento harán desaparecer las enfermedades; las vacunas no son necesarias. FALSO

Hecho 1: Las enfermedades contra las que podemos vacunar volverían a aparecer si se interrumpieran los programas de vacunación. Si bien la mejor higiene, el lavado de las manos y el agua potable contribuyen a proteger a las personas contra enfermedades infecciosas, muchas infecciones se pueden propagar independientemente de la higiene que mantengamos. Si las personas no estuvieran vacunadas, algunas enfermedades que se han vuelto poco comunes, tales como la poliomielitis y el sarampión, reaparecerían rápidamente.

Mito 2: Las vacunas conllevan algunos efectos secundarios nocivos y de largo plazo que aún no se conocen. Más aún, la vacunación puede ser mortal. FALSO

Hecho 2: Las vacunas son muy seguras. La mayoría de las reacciones vacunales son generalmente leves y temporales, por ejemplo, un brazo dolorido o febrícula. Los trastornos de salud graves, que son extremadamente raros, son objeto de seguimiento e investigación. Es más probable padecer un trastorno grave por una enfermedad prevenible mediante vacunación que por una vacuna. Por ejemplo, en el caso de la poliomielitis, la enfermedad puede provocar parálisis; el sarampión puede causar encefalitis y ceguera, y algunas enfermedades prevenibles mediante vacunación pueden ser incluso mortales. Aunque un solo caso de trastorno grave o defunción por vacunas ya es demasiado, los beneficios de la vacunación compensan con creces el riesgo, dado que sin las vacunas se producirían muchos más trastornos y defunciones.

Mito 3: La vacuna combinada contra la difteria, el tétanos y la tos ferina, así como la vacuna antipoliomielítica, pueden provocar el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS). FALSO

Hecho 3: No existe una relación causal entre la administración de las vacunas y la muerte súbita del lactante, a pesar de que esas vacunas se administran en un período en el que el recién nacido puede sufrir el SIDS. En otras palabras, las defunciones por SIDS son casualmente coincidentes con la vacunación y hubieran ocurrido aunque no se hubiesen administrado las vacunas. Es importante recordar que esas cuatro enfermedades pueden ser mortales, y que el recién nacido no vacunado contra ellas corre graves riesgos de defunción y discapacidad grave.

sarampion disneylandMito 4: Las enfermedades prevenibles mediante vacunación están casi erradicadas en mi país, por lo tanto no hay motivos para que me vacune. FALSO

Hecho 4: Si bien las enfermedades prevenibles mediante vacunación son actualmente poco comunes en muchos países, los agentes infecciosos que las provocan siguen circulando en algunas partes del mundo. En un mundo sumamente interconectado, esos agentes pueden atravesar las fronteras geográficas e infectar a cualquier persona no protegida. Por ejemplo, a partir de 2005, en Europa occidental se produjeron brotes de sarampión en poblaciones no vacunadas de Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Italia, el Reino Unido y Suiza. Por consiguiente, hay dos motivos fundamentales para vacunarse, a saber, protegernos a nosotros mismos y proteger a quienes nos rodean. Los programas eficaces de vacunación, al igual que las sociedades eficaces, dependen de la cooperación de cada persona para asegurar el bien común. No deberíamos depender de las personas que nos rodean para detener la propagación de enfermedades; nosotros mismos también tenemos que hacer nuestra parte.

Mito 5: Las enfermedades de la infancia prevenibles mediante vacunación son algo inevitable en la vida. FALSO

Hecho 5: Las enfermedades prevenibles mediante vacunación no tienen por qué ser “algo inevitable en la vida”. Enfermedades tales como el sarampión, la parotiditis y la rubéola son graves y pueden acarrear importantes complicaciones tanto en niños como en adultos, por ejemplo, neumonía, encefalitis, ceguera, diarrea, infecciones del oído, síndrome de rubéola congénita (si una mujer contrae rubéola al principio del embarazo) y defunción. Todas estas enfermedades y sufrimientos se pueden prevenir mediante las vacunas. Los niños no vacunados contra estas enfermedades quedan innecesariamente vulnerables.

Mito 6: La administración simultánea de más de una vacuna puede aumentar en los niños el riesgo de efectos secundarios nocivos, que a su vez pueden sobrecargar su sistema inmunitario. FALSO

Hecho 6: Las pruebas científicas revelan que la administración simultánea de varias vacunas no conlleva ningún efecto secundario sobre el sistema inmunitario del niño. Los niños están expuestos cotidianamente a cientos de sustancias extrañas que desencadenan una respuesta inmunitaria. El simple hecho de ingerir alimentos introduce nuevos antígenos en el organismo, y numerosas bacterias viven en la boca y la nariz. Un niño está expuesto a muchísimos más antígenos como consecuencia de un resfriado común o una faringitis, que por las vacunas. Las principales ventajas de la administración simultánea de varias vacunas es que requiere menos consultas ambulatorias, lo que permite ahorrar tiempo y dinero y aumenta las probabilidades de que los niños completen el calendario de vacunación recomendado. Además, la posibilidad de recibir una vacunación combinada, por ejemplo, contra el sarampión, la parotiditis y la rubéola, supone menos inyecciones.

Mito 7: La gripe es solo una molestia y la vacuna no es muy eficaz. FALSO

Hecho 7: La gripe es mucho más que una molestia. Es una enfermedad grave que cada año provoca entre 300.000 y 500.000 defunciones en todo el mundo. Las embarazadas, los niños pequeños, los ancianos con problemas de salud y cualquiera que padezca un trastorno crónico, por ejemplo, asma o cardiopatía, corren un alto riesgo de infección grave y muerte. La vacunación de las embarazadas conlleva el beneficio adicional de proteger a sus recién nacidos (actualmente no existe una vacuna para los menores de seis meses). La vacunación inmuniza contra las tres cepas de mayor prevalencia circulantes en una estación dada. Es la mejor manera de reducir sus probabilidades de contraer una gripe grave y contagiar a otros. Evitar la gripe significa evitar gastos de atención médica adicionales y pérdida de ingresos por los días de trabajo o escuela perdidos.

Mito 8: Es mejor la inmunización por la enfermedad que por las vacunas. FALSO

Hecho 8: Las vacunas interactúan con el sistema inmunitario para producir una respuesta similar a la que produciría la infección natural, pero no causan la enfermedad ni exponen a la persona inmunizada a riesgos de posibles complicaciones. En cambio, el precio de la inmunización por infección natural podría ser el retraso mental provocado por Haemophilus influenzae tipo b (Hib), defectos congénitos debidos a la rubéola, cáncer del hígado derivado del virus de la hepatitis B, o muerte por sarampión.

Formaldehyde_in_PearsMito 9: Las vacunas contienen mercurio, que es peligroso. FALSO

Hecho 9: El tiomersal es un compuesto orgánico con mercurio que se añade a algunas vacunas como conservante. Es el conservante más ampliamente utilizado para las vacunas que se suministran en ampollas de dosis múltiples. No hay pruebas científicas que sugieran que la cantidad de tiomersal utilizada en las vacunas entrañe un riesgo para la salud.

?

?

?

vacuna autismoMito 10: Las vacunas causan autismo. FALSO

Hecho 10: Según se pudo determinar, el estudio de 1998 que suscitó inquietud acerca de un posible vínculo entre la vacuna contra el sarampión, la parotiditis y la rubéola, por un lado, y el autismo, por otro, contenía graves irregularidades, por lo que la publicación que lo divulgó lo retiró. Lamentablemente, su divulgación despertó temores que provocaron una disminución en las tasas de inmunización y los subsiguientes brotes de esas enfermedades. No existen pruebas científicas de una relación entre esa vacuna y el autismo o trastornos autistas.

?

?

?

vaccination_rates_v_infection_rates

Entradas relacionadas:

* El movimiento antivacunas amenaza la salud mundial

* Política y religión aliadas para impedir la vacunación contra el virus de la polio y su erradicación

* Disidencia en la ciencia: la delgada línea roja

* El Colegio de Médicos de Madrid y las pseudomedicinas

* Dos buenas noticias sobre ciencia, medicina y sanidad y otra para indignarse

* La mayor estafa sanitaria de todos los tiempos puede acabar poniendo en riesgo la salud mundial

* Vacunas y multinacionales farmaceúticas ¿dónde está el verdadero negocio?

* Las tasas de vacunación en Hollywood son similares a las de Sudán del Sur 

* Médicos que llaman a los antivacunas por su verdadero nombre: ¡imbéciles!

* Después del caso de difteria de Olot, la Liga por la Libertad de la Vacunación erre que erre en su criminal postura de apoyo a la más irresponsable pseudomedicina

* Nuevos hallazgos sobre memoria inmunológica, hipótesis de la higiene y vacunación

* La importancia de las vacunas

* Michael Specter hablando sobre el peligro del pensamiento anticientífico

* La religión como vector de transmisión de enfermedades

* La vacuna contra el sarampión previene millones de muertes provocadas por otros muchos patógenos

* ¿Por qué seguir vacunando contra el sarampión? o como morir de éxito

Via:
La Ciencia y sus Demonios


Tectónica de placas para la reflexión


Surfeando por la red les traigo estoa mis lectores

placas_mundoEste breve video resume 3.300 millones de años de historia geológica de la Tierra y se adentra en los siguiente 300 millones de años del futuro de nuestro planeta.  Un buen ejemplo para reflexionar sobre la verdadera importancia de esos monos bípedos sin pelo pero tan ególatras que somos, que nos creemos el centro de un universo “finamente” ajustado, y que en realidad no somos más que un brevísimo destello indetectable en la inimaginable inmensidad del espacio-tiempo.

?

?

P.D.
Gracias a Algol por los videos originales

Entradas relacionadas:

* Evolución humana y cambio climático

* La deriva continental explicada en 5 minutos

* De ratones y hombres: amor, fidelidad, familia y cuidados parentales 

* ¿Qué nos hace humanos?

* ¿Tiene el universo un propósito?

* Si el universo tuviera sólo 6.000 años de antigüedad

* Conocimiento o superstición

* Alteración de la conducta humana por parásitos y el libre albedrío

* El Universo en tres minutos

* El cambio climático en el Océano Glacial Ártico

* La ignorante arrogancia humana

* Imágenes del cambio climático

Lee el artículo original aquí:
Tectónica de placas para la reflexión


¡Hoy vamos a jugar!


Les comparto este articulo que encontre en la red

RubikLa RAE define juego como “ejercicio recreativo sometido a reglas, y en el cual se gana o se pierde”. Pero un juego es mucho más, es un sistema de aprendizaje y de educación. Pertenecemos a un grupo zoológico compuesto por animales que viven en grupos. Dentro de ese grupo los animales juegan entre sí y diseñan una serie de estrategias de aprendizaje entre los individuos más jóvenes. Una de las estrategias más importante es el juego, ya que a través de una serie de retos, dispensa contenidos y conocimientos mientras entretiene y estimula la búsqueda de dichos conocimientos.

A Gonn le apasionan los juegos, especialmente aquellos que obligan a clavar los codos y pensar, aquellos que se transforman en un reto personal. Y le gustan tanto que ha creado una pequeña empresa que inventa y distribuye juegos. Una línea de estos juegos lo constituye Smart Games, unos retos diseñados de forma específica para alcanzar un premio que está oculto tras los enigmas del propio juego. Yo he jugado a uno de ellos y os prometo que es muy divertido. Está diseñando de tal forma que hay una cadena de pruebas que te obligan a pararte a pensar durante un rato, algo que cada vez se lleva menos en los tiempos que corren. Podéis aprender más de ellos echándole un vistazo a la página web de Smart Games o jugar a algunos de los retos que proponen en su Blog.

Pero como el movimiento se aprende andando lo mejor para conocer el tipo de juego del que os estoy hablando es que intentéis superar el pequeño reto que se presenta a continuación. Tendréis que poner todas vuestras neuronas a funcionar… y desempolvar algunos de vuestros conocimientos científicos. Además, si compartís el juego en vuestro Facebook o Twitter y conseguimos un número suficiente de jugadores, podréis participar en el sorteo de un premio… Pero más allá del premio está el reto personal de comprobar si sois capaces de superarlo mientras pasáis un buen rato dándole al coco.

Vamos, pues, a explicar de qué va esto. En la imagen inferior podéis ver un jeroglífico en el cual deberéis encontrar el nombre de un científico que falleció con 73 años. Así que venga, neuronas a la obra…

Jeroglífico Smart Games - LCyD

¿Cómo vais? ¿Ya lo tenéis? Entonces contestad la siguiente pregunta:

¿Cuál fue el descubrimiento que hizo este científico?

Una vez tengáis el descubrimiento que hizo, deberéis usar esa palabra junto al siguiente enlace para pasar al siguiente nivel… (y NO, el enlace NO está roto…):

ENLACE

A partir de ahí deberéis continuar el juego resolviendo las pruebas que os vayáis encontrando hasta el final. Tanto si necesitáis alguna pista como si termináis el juego, podéis preguntar vuestras dudas o compartir vuestras soluciones en los comentarios.

¡¡¡A JUGAR!!!

Información adicional de Smart Games:

Via:
La Ciencia y sus Demonios


Vacunas y multinacionales farmaceúticas ¿dónde está el verdadero negocio?


Hola amigos y amigas de Tenoch, como siempre les traigo la mejor seleccion de articulos de la red

?

antivacunasUno de los principales argumentos esgrimidos por los colectivos antivacunas es que estos tratamientos son un oscuro negocio de la “farmamafia” mantenido únicamente con el objetivo de incrementar la cuenta de resultados a costa de ciudadanos y gobiernos. Pero para comprobar la veracidad o el error de esta aseveración solo se necesita un poco de economía básica.

Ahora que está de triste actualidad la difteria, por el reciente caso de un niño infectado en la ciudad gerundense de Olot que se encuentra en estado crítico, seleccionemos la vacuna habitual contra esta enfermedad, compuesto que tiene el extraño nombre de DTaP-HepB-IPV que es el acrónimo en inglés de las 5 peligrosas enfermedades infecciosas frente a las que protege: difteria, tétanos, tos ferina, hepatitis B y poliomielitis. Esta vacuna tiene en el CDC estadounidense un precio de 53,86 dólares por dosis (tasas incluídas) y como son necesarias tres inmunizaciones para conseguir una protección completa, el precio total del tratamiento asciende a 161,58 dólares, es decir 143,71 euros al cambio oficial. ¿Este precio es caro o es barato? Pues para saberlo se puede acudir a los datos oficiales de morbilidad y mortalidad de las respectivas enfermedades publicadas por la OMS o por el CDC estadounidense que se resume en la siguiente tabla

morbilidad y mortalidad enfermedades infecciosas

Asumiendo que como estas enfermedades son altamente contagiosas, toda la población está expuesta a lo largo de su vida a los respectivos patógenos causantes y por tanto acabará infectándose más pronto que tarde, se puede calcular que en ausencia de esta vacuna por cada millón de individuos, al menos 235.000 enfermarían de diversa gravedad y de ellos cerca de 100.000 acabarían muriendo. Para hacerse una idea del gasto farmacéutico y hospitalario que significaría tener que atender a más de cuarto de millón de enfermos relativamente graves, amén de los muertos cuya vida siempre es incuantificable, simplemente indicar que un día de estancia en un hospital público español cuesta alrededor de los 600 euros sin contar tratamientos adicionales, o los 1.625 dólares que cuesta un día de hospitalización en EEUU. Es decir que con el costo de la vacuna para ese millón de personas (unos 144 millones de euros) únicamente se podría cubrir aproximadamente 1 día de estancia hospitalaria española o menos de medio día en clínicas estadounidenses para esos 235.000 enfermos. Ahora solo falta imaginar como se dispararía la factura médica en casos como el del pobre niño gerundense, que lleva hospitalizado 13 días en cuidados intensivos conectado a diversas máquinas que estabilizan sus deterioradas funciones vitales, o el de esos cerca de cien mil muertos evitados que por supuesto hubieran acabado falleciendo tras infructuosos y carísimos tratamientos médicos avanzados en esos mismos hospitales. Entonces ¿son caras o son baratas las vacunas?

Ahora bien, volviendo al argumento del negocio farmacéutico hay que tener en cuenta que las empresas que fabrican las vacunas son las mismas que producen también los diferentes medicamentos necesarios para tratar los síntomas o curar a los pacientes de difteria, tos ferina o ya puestos de cualquier otra enfermedad infecciosa, amén de que estas transnacionales también fabrican instrumental médico y aparataje hospitalario. Por todo ello, lo que en realidad están haciendo las vacunas es disminuir la cuenta de resultados de estas grandes corporaciones, porque un niño vacunado contra la difteria o contra el virus de la polio o del sarampión es un paciente menos que no habrá de ser atendido en urgencias dentro de un año o de una década.

Es muy probable que si los altos directivos de las diferentes multinacionales farmacéuticas se reunieran en un cártel para decidir la ventas vacunas frente al total de medicamentosmejor estrategia para optimizar sus cuentas de resultados y conseguir un aumento de beneficios exponencial, acordarían por unanimidad dejar de vender vacunas y por tanto no ingresar algo de dinero a corto plazo, esperando que más tarde la gente enfermara masivamente para recuperar con creces las pérdidas debidas al cierre del negocio de las vacunas, porque sólo hay que recordar que los ingresos por estos tan efectivos tratamientos son únicamente un despreciable 3% del total del mercado mundial de medicamentos.

Finalmente recordar que como muy sabiamente dijo el famoso Dr. House: si se acabaran las vacunas, el verdadero negocio sería para los fabricantes de ataúdes, sobre todo de niños.

P.D.
Curiosamente esta semana pasada una amiga mía de 35 años contrajo la varicela, ya que recordemos que sólo desde el año 2000 es recomendable la vacunación contra este virus en España. Y aunque su estado no es para nada grave, lleva una semana encerrada en casa, retorciéndose de picores y con fiebre. Teniendo en cuenta que va a estar de baja médica cubierta por la seguridad social alrededor de 2 semanas (sueldo que pagaremos todos los españoles) y recibiendo analgésicos, antihistamínicos y cremas para calmar el picor, medicamentos todos ellos fabricados por multinacionales farmacéuticas y subvencionados en parte por esa seguridad social que mantenemos los mismos contribuyentes hispanos, y que esta vacuna cuesta en España 70 euros, sólo queda poder constatar el mal negocio económico para la sociedad española que fue no vacunar a mi amiga en su momento, en el año 2000 cuando con veinte años todavía no había sufrido esta enfermedad.

Segunda P.D.

Y lo más sorprendentemente llamativo es que este, porqué no decirlo, pueril y simplista argumento contra las vacunas se repite persistentemente en foros, redes sociales y webs varias por parte de cientos, cuando no de miles de internautas, es decir individuos que han comprado un PC o un portátil a una multinacional informática, dispositivos que llevan de serie una versión de Windows cada vez peor que la anterior, personas que seguramente también disponen de un smartphone de alta gama y que pagan religiosamente una tarifa plana a su compañía telefónica, empresas todas ellas (Toshiba, Dell, Microsoft, Apple, Telefónica o Vodafone) caracterizadas como todo el mundo sabe por ser ONGs dirigidas por ascetas, monjes y hermanitas de la caridad, directivos preocupados únicamente por el bienestar de los ciudadanos y que jamás piensan en balances y mucho menos en esos beneficios, a los que únicamente parecen ser adictas las empresas farmacéuticas y no el resto de corporaciones de otros sectores económicos. Por tanto, dejemos de vacunar a nuestros hijos para no contribuir a los beneficios de las farmaceúticas pero por supuesto, nada de recortar nuestro gasto tecnológico que como todo el mundo sabe el WhatsApp es tan indispensable como el aire que respiramos.

Entradas relacionadas:

* La importancia de las vacunas

* El movimiento antivacunas amenaza la salud mundial

* Política y religión aliadas para impedir la vacunación contra el virus de la polio y su erradicación

* Disidencia en la ciencia: la delgada línea roja

* Nuevos hallazgos sobre memoria inmunológica, hipótesis de la higiene y vacunación

* Michael Specter hablando sobre el peligro del pensamiento anticientífico

* La religión como vector de transmisión de enfermedades

* La vacuna contra el sarampión previene millones de muertes provocadas por otros muchos patógenos

* ¿Por qué seguir vacunando contra el sarampión? o como morir de éxito

* ¡Vuelva a las cavernas: no vacune a sus hijos!

* El movimiento antivacunas amenaza la salud mundial

* El Colegio de Médicos de Madrid y las pseudomedicinas

* Dos buenas noticias sobre ciencia, medicina y sanidad y otra para indignarse

* La mayor estafa sanitaria de todos los tiempos puede acabar poniendo en riesgo la salud mundial

* Las tasas de vacunación en Hollywood son similares a las de Sudán del Sur 

* Médicos que llaman a los antivacunas por su verdadero nombre: ¡imbéciles!

* Después del caso de difteria de Olot, la Liga por la Libertad de la Vacunación erre que erre en su criminal postura de apoyo a la más irresponsable pseudomedicina

?

?

Via:
La Ciencia y sus Demonios


Quemando horas de trabajo por un bote de Mistol


Les comparto este Post de uno de nuestros Blogs favoritos

mistol
Hace unos meses llegó a un laboratorio del CSIC una carta del Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO) donde se informaba de los resultados de una auditoría efectuada a un proyecto de investigación del Plan Nacional. En la carta se anunciaba que se debían devolver más de 60.000 euros que, pese haber sido gastados, no se había justificado el gasto adecuadamente. Tras recurrir las conclusiones de dicha auditoría, hoy ha llegado la decisión final: se han de devolver 1.400 euros mal justificados. Un análisis pormenorizado de la auditoría lleva al más absoluto esperpento, tanto por el tiempo de dedicación laboral de un número elevado de personas (llegando a interrumpir la labor investigadores que deberían estar efectuando) como por las causas que motivan la devolución del dinero.

Punto 1: los proyectos de investigación. Cada año el ministerio que lleva el área de ciencia (que en los últimos años han sido el Ministerio de Ciencia y Tecnología, el Ministerio de Educación y Ciencia, y el MINECO) ha lanzado una convocatoria competitiva de proyectos de investigación. Los científicos de los institutos públicos de investigación (como el CSIC, CIEMAT, Instituto Carlos III; etc), de las universidades o de centros privados de investigación o enseñanza, solicitan fondos para desarrollar algún programa de investigación. Estas solicitudes son evaluadas por un comité seleccionado por la Secretaría de Estado de Investigación y, en función de la calidad de las propuestas y de los fondos asignados, se aprueban algunos de esos proyectos. La cuantía es muy variable, desde unos pocos miles de euros hasta los 400.000 (muy pocos llevan a esa cifra) y cubren un periodo que suele oscilar alrededor de los tres años. Además, en algunos casos se da una aportación suplementaria para personal de investigación en formación (los contratos llamados FPI), para que algún investigador complete un programa de doctorado.

Punto 2: dinero de las arcas del estado. El dinero de estas ayudas es público. Por tanto es saludable que el dinero se gestione bien y se vigile que los gastos de los investigadores se correspondan con lo diseñado en la propuesta. Cuando se redacta la propuesta de proyecto se incluye un presupuesto y un listado de gastos previstos, tanto a nivel de instrumental como de material necesario para la investigación. Dado el tipo de trabajo que se lleva a cabo, y teniendo en cuenta que se ha de presupuestar 3 años por adelantado se suelen usar genéricos. Empleando un ejemplo del área de biomedicina, es imposible saber con 2 años de antelación si se va a gastar 1, 10 ó 100 unidades de Taq polimerasa, de malato deshidrogenasa o de ATP, por lo que se suele usar el genérico “reactivos químico/enzimáticos”. Hay un largo listado de material que se puede justificar y otros que no. La lista de justificable abarca desde viajes a congresos, gastos de publicación, reactivos, etc. Pero queda fuera de justificación cosas tan esenciales como material de papelería o de limpieza. Así se da la paradoja de que se puede justificar la compra de una impresora, pero no la de cartuchos de tinta para dicha impresora.

Punto 3: la picaresca “marca España”. Por mucho que uno intente ser optimista, las crisis sólo valen para empobrecernos. Esa frase de “la crisis ha valido para algo” me revienta un poco, sobre todo cuando uno lee cómo ha incrementado la pobreza en Europa. Lo que sí ha hecho la crisis es intentar sacar fondos de debajo de las piedra y que no se escape el dinero circulante (que es mucho menor al de hace unos pocos años). Un análisis de las causas de la crisis ha permitido poner en primera plana los gastos superfluos, que pasaban más desapercibidos en épocas de supuesta bonanza (y digo supuesta porque en España nunca ha existido bonanza en investigación), así como los casos de picaresca, que en algunos casos se podrían considerar directamente como levantamiento de bienes públicos. En los últimos meses se han incrementado los sistemas de control sobre los empleados públicos, pero como suele ocurrir en este oscilante país se ha pasado de un extremo al otro.

Punto 4: investigador = presunto malversador. Hemos pasado de la época en la que era posible que un empleado público pasara una parte importante de su jornada laboral en un gran almacén sin que nadie le llamara la atención a otra donde los empleados públicos son tratados como personas sospechosas. ¿Cómo afecta esto a los laboratorios? Siempre ha existido un control del gasto, cada año se ha de presentar al ministerio una partida justificada de gastos, detallando las facturas. Sin embargo en múltiples ocasiones se han detectado desfases o gastos no justificados que colaban gracias a la llamada “ingeniería financiera”. Eso ha sido así, y lo seguirá siendo porque en España sabemos tanto de salto de vallas que me extraña que no tengamos ninguna medalla olímpica en dicha competición. Para evitar que esa ingeniería financiera se convierta en una costumbre se ha incrementado el control en el gasto (lo cual es sano) mediante la subcontratación de empresas privadas que realizan auditorías y que, por la forma que actúan, parece que van a comisión (lo cual no es tan sano). Estas empresas parten del supuesto de que los investigadores españoles son por definición unos malversadores y hay que pillarlos como sea. Y ahí empieza el dolor de cabeza.

Punto 5: cuando se llega al esperpento. Como indiqué anteriormente, un laboratorio del CSIC ha recibido del MINECO una carta en la que se informa que faltan por justificar adecuadamente más de 60.000 euros de un proyecto de investigación que terminó hace 4 años. Esa cantidad supone casi un 25% de los fondos totales del proyecto y parece que alguien del MINECO (o de la empresa subcontratada para hacer la auditoría) sospecha que los investigadores responsables de dicho proyecto desviaron fondos a partidas no presupuestadas. Se informa de que en caso de no poder justificar adecuadamente dicha cantidad se pedirá su reposición. Eso en sí mismo, provocaría un jaleo de tomo y lomo: los investigadores no pueden pagar de su bolsillo dicha cantidad, ya que el proyecto va a la institución (en este caso el CSIC). El CSIC es quien debería poner ese dinero, pero no hay fondos para eso, por lo que el dinero se sustraería de proyectos de investigación vigentes. Pero dado que en dichos proyectos no está presupuestado ese gasto, se creará el mismo problema para el futuro, con lo que el 25% del dinero de un proyecto acabaría de nuevo en hacienda.

Una vez el investigador recibe la carta pone a la administración del centro del CSIC a trabajar, se buscan las facturas con las que justificar lo que se dice que está mal justificado. Podéis imaginar lo que supone buscar todas las facturas de proyectos acabados hace varios años: muchas horas de trabajo por parte de personal de gestión. Una vez localizadas, clasificadas y etiquetadas todas las facturas se envían a los auditores. La respuesta llega a los pocos meses: aún falta más por justificar o por explicar con más detalle. De hecho vuelven a pedirse facturas que ya se han enviado, lo que hace sospechar de la profesionalidad con la que operan estas empresas auditoras. Después de más de tres meses de papeleos y muchas horas de trabajo de empleados públicos llega la resolución final e irrevocable: se ha de devolver al erario público 1.200 euros mal justificados. Decenas de horas de trabajo de varias personas del centro de investigación, más lo que cobren los auditores; material de oficina, árboles sacrificados para crear n veces papeles y más papeles. Todo ello para recuperar 1.200 euros. Todo un récord de “brillante” gestión.

Pero no acaba ahí el esperpento: la notificación final viene realizada con gran lujo de detalles. Aparece una columna donde se indica el gasto y otra columna donde se asocia la cantidad aceptada como justificada. La diferencia entre ambas cantidades es lo que se ha de devolver al erario público. Y esas diferencias son tan ridículas como las causas de esa mala justificación. Así en una diferencia de 8.98 euros se informa que no se puede justificar la compra de “post-it, sobres, bolígrafos, papel o una libreta” y en otra de existe una diferencia de 1.95 euros no parece justificable la compra de una bayeta y un bote de mistol. Parece que la toma de notas de los experimentos o la limpieza del laboratorio no es justificable desde el punto de vista económico. En algunos laboratorios se empezarán a montar vitrinas con artículos de lujo como por ejemplo el bote de mistol de litro.

Da clic para ver el original:
Quemando horas de trabajo por un bote de Mistol