Category Archives: Ciencia

Noticias de ciencia en general

Discriminación académica o como la universidad en EEUU es cosa de hombres blancos


Hola amigos y amigas de Tenoch, como siempre les traigo la mejor seleccion de articulos de la red

feminism radicalNO_RacismLa preponderancia en el mundo académico en general y en el estamento científico en particular del varón caucásico ha sido utilizada habitualmente en el mundo occidental como demostración de una supuesta superioridad intelectual sobre mujeres y miembros de otras etnias. Pero ¿existen datos objetivos que apoyen esta aseveración o nos encontramos ante un caso más de pura y simple discriminación por prejuicios?

Un reciente estudio realizado en EEUU ha analizado la selección de candidatos para el primer paso de la carrera académica: los programas de doctorado, momento clave en donde se empieza a desarrollar el futuro profesional, puesto que el recién licenciado necesita ser tutelado por un profesor en activo, de tal manera que si un estudiante no encuentra este tipo de aval no puede inscribirse en la mencionada etapa educativa, independientemente de sus calificaciones académicas previas. Para ello, los investigadores enviaron el mismo mensaje de correo electrónico de un hipotético aspirante solicitando una entrevista a 6.500 profesores de 89 disciplinas académicas distintas impartidas en 259 de las mejores universidades del país con una única salvedad: el nombre del candidato. De tal manera que profesores de la misma disciplina de conocimiento recibieron una misiva firmada por un candidato/a inequívocamente anglosajón (Brad Anderson o Claire Smith), afroamericano (Lamar Washington o Latoya Brown), hispano (Carlos López o Juanita Martínez), chino (Dong Lin o Mei Chen) o indio (Raj Singh o Indira Shah), mensaje que fue enviado el mismo día y a la misma hora local (recordemos que en los EEUU hay varias horas de diferencia entre las ciudades más orientales del país y Hawái, el estado más occidental). Y esperaron las respuestas.

Y sorprendentemente (o no, según como se mire) el grado de contestación fue muy diferente según el nombre del supuesto candidato. Así, mientras que no hubo prácticamente diferencias entre el número de respuestas a los diferentes aspirantes en los campos de humanidades y ciencias sociales

Imagen1

en todas los demás áreas de conocimiento (salvo una) hubo un sesgo de respuestas que favorecían a los solicitantes con nombre de varón “blanco” (tal y como se entiende en los EEUU), diferencia que oscilaba entre unos moderados 5 puntos (Física y Matemáticas) hasta unos elevados 17 y 20 puntos en Educación y Economía, respectivamente. Sorprendentemente, en Bellas Artes el sesgo fue el contrario, ya que en este campo las solicitudes de varones anglosajones fueron descartadas con una diferencia de 16 puntos con respecto a minorías raciales y mujeres.

Estos datos indicarían que bastantes de los profesores universitarios desestiman consciente o inconscientemente a candidatos mujeres o miembros de minorías, sin ningún elemento de juicio racional y mucho antes de entrar siquiera a valorar las cualidades objetivas (como el currículo) o subjetivas (cómo se desenvuelve el candidato en una entrevista, etc.) del solicitante, salvo en el caso de las Bellas Artes (Historia del Arte, Música, Literatura, Danza), carreras generalmente consideradas como “secundarias” y “bien vistas” históricamente para que por ejemplo una mujer obtenga el prestigio de un título universitario, pero sin obligación alguna de continuar una posterior carrera profesional. Hecho este último que encajaría perfectamente dentro del mismo patrón de sexismo y racismo académicos aunque en este caso implícito, ya que entonces esa discriminación hacia el varón anglosajón en este campo sería algo así como decirle de manera subliminal “no pierdas el tiempo en estas disciplinas de salón y dedica tus esfuerzos a algo productivo, que para eso eres un hombre blanco, un macho alfa”.

Además los autores analizaron si este fenómeno estaba repartido por igual entre todas las universidades y encontraron sin embargo, que había una fuerte correlación entre el grado de discriminación hacia mujeres y minorías y el salario de los profesores, que en EEUU es una medida bastante fiable del prestigio del departamento o la universidad en cuestión. Es decir, que la discriminación racial y sexual era mayor en los departamentos/universidades de élite, cantera en EEUU de los profesionales mejor valorados y que estadísticamente tienen mayores probabilidades de sobresalir en su posterior carrera profesional.

Adicionalmente los autores del estudio analizaron el patrón según el tipo de universidad. Y encontraron que la discriminación en las públicas era menor que en las privadas, de tal manera que en las primeras sólo se producía discriminación frente a personas de origen chino o varones indios, mientras que en las privadas prácticamente todos los grupos analizados fueron discriminados frente a varones blancos tal y como se muestra en la siguiente figura.

Imagen2

Y por supuesto como se puede suponer este comportamiento sólo es el principio de toda la posterior carrera de obstáculos que se encuentran las mujeres y las minorías raciales en el desarrollo de su carrera profesional. Por ejemplo y ciñéndose únicamente al mundo científico, un estudio publicado hace algunos años en la prestigiosa revista Science indicó que a igualdad de currículo y méritos científicos, los investigadores de origen asiático y sobre todo los afroamericanos obtenían peor financiación por parte del NIH (la columna vertebral del sistema científico estadounidense) que sus equivalentes blancos anglosajones. De tal manera que, incluso a día de hoy el problema sigue vigente, y el propio NIH comenzará un estudio en profundidad sobre el tema de la discriminación racial y sexual dentro de su sistema de financiación de proyectos.

Así que finalmente, cuando las estadísticas indiquen por ejemplo que hay menor número de mujeres o que los asiáticos o afroamericanos destacan poco entre los miembros de la Academia de Ciencias estadounidense que nadie se extrañe, y sobre todo que no se usen estos datos para argumentar sobre una supuesta superioridad intelectual del varón, anglosajón por supuesto.

Entradas relacionadas:

* Las mujeres son mejores estudiantes incluso en los paises más sexistas

* Las matemáticas son difíciles para las mujeres y los negros

* Los habitantes de la Inglaterra Victoriana fueron más inteligentes que los modernos occidentales

* Pureza racial, racismo y evolución humana a la luz de la genética

* ¿Somos más inteligentes hoy en día que nuestros padres y abuelos?

* El sexismo puede matar de muchas maneras y no sólo a las mujeres

* Comprendiendo el significado de la campana de Gauss en las ciencias sociales: implicaciones sobre las diferencias de género en inteligencia

* A vueltas con los viejos test de inteligencia

* Toma de decisiones ¿reflexión o pura coincidencia?

* Un par de apuntes acerca de la superioridad moral humana

* Brujería, posesiones demoniacas y exorcismos en el siglo XXI 

Ve más aquí:
Discriminación académica o como la universidad en EEUU es cosa de hombres blancos


Un simple paseo de domingo


Hola amigos de Tenoch, la mejor seleccion de articulos de la red chquen este

paseo
Situaciones cotidianas de esas que a cualquiera puede haberles pasado. Primer día de marzo, me aventuro a un paseo dominical. Entro en una Parafarmacia que, pese a ser festivo, está abierta de par en par. Parece que el negocio le va bien, muchos clientes y estantes a rebosar de todo tipo de productos. Busco unos caramelos de eucalipto, de esos que quitan el picor de garganta en esta época en que el aire empieza a llenarse de polen. La amable dependienta me regala una muestra de una crema facial que según ella es completamente natural y no tiene nada de química. Imagino el careto que debo llevar para que la mujer piense antes en los caramelos que en la cosmética. Estoy a punto de indicarle que lo mío ya no tiene arreglo, pero con una amable sonrisa acepto el regalo. Ya en la calle me fijo en la composición de la crema “libre de química” de ese producto natural:

Agua de té, éter dicaprílico, dicaprilato propanodiol, glicerina, agua, aceite de oliva, extracto de própolis, extracto de Vitex agnus-castus, extracto de semilla de avena, estearato de glicerina, pantotenato, almidón de maíz, estearato PEG-100, hoja de olivo, extracto de semilla de girasol, oleato de sorbitol, extracto de Sideritis syriaca, hidroxipropinil-ciclodextrina, fenoxietanol, caprilil-glicol, lecitina, alontaína, bisabolol, carbómero, acrilato/C10-30 alkil-acrilato, etilhexilglicina, goma xantánica, sílice, hidróxido sódico, alcohol, fitato de tocoferol sódico, retinil palmitato, sorbato potásico, hiauloranato sódico, “olus oil”, ácido cítrico, ciclodextrina, ascorbil tetraisopalmitato, aceite de flor de geranio, farnesol, linalool, perfume, limonelo, citrerol y eugenol

Buf, es una suerte que esta crema no tenga nada de química, ¿verdad?

Siguiendo el paseo matutino me encuentro con una señora que me entrega un mini-folleto que anuncia un gran e ilustre vidente africano. La verdad es que el relato de sus propiedades no tiene desperdicio:

El Maestro Chamán Africano, Gran Médium Espiritual Mágico, con poderes naturales, con 26 años de experiencia en todos los campos de Alta Magia Africana, ayuda a resolver todo tipo de problemas y dificultades por difíciles que sean: enfermedades crónicas de droga y tabaco, cualquier problema matrimonial, recuperar la pareja y atraer personas queridas, impotencia sexual, amor, negocios, judiciales, quitar hechizos, suerte, depresión y protección de vida familiar, mantener puesto de trabajo, atraer clientes… Cualquier otra dificultad que tenga en el amor, lo soluciona inmediatamente con resultados positivos y garantizados al 100% de 3 a 7 días como máximo.

Impresionante, ¿a qué sí? Sigo mi paseo planteándome si a la vuelta de la esquina habrá alguien más dispuesto a tomarme el pelo. Seguro que sí, pero mejor relajarse y seguir disfrutando de este templado domingo.

Ve el articulo aquí:
Un simple paseo de domingo


¿Qué es la vida?


De uno de nuestros Blogs favoritos les comparto este Post, a ver que opinan

BIOLOGÍAEste interesante y didáctico video plantea una de las preguntas fundamentales no sólo de la biología sino de toda la ciencia en general ¿Qué es la vida y donde están sus límites?

Via:
La Ciencia y sus Demonios


CSIC = Consejo Superior de Deportes. ¿Y qué más da?


Hola amigos de Tenoch, aqui le tengo la mejor seleccion de articulos de la red

CSICdeportes
Ante la preocupante situación del CSIC, que no pasa precisamente por su mejor momento, el Parlamentario portavoz de Izquierda Abierta, Gaspar Llamazares planteó las siguientes preguntas al Gobierno:

1) ¿Qué medidas piensa impulsar el Gobierno para revitalizar la investigación y desarrollo en España, dado que el gasto en I+D en función del PIB no cesa de disminuir año tras año en comparación con otros países de la Unión Europea y ante la perspectiva de que cuando finalice el Plan de Actuación 2014-2017, habremos vuelto al número de investigadores que había en 2007, cerrando una década perdida?

2) ¿Por qué los últimos cambios planteados para la realización de contratos laborales en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) apuestan decididamente por la precarización indiscriminada de las condiciones de trabajo, prescinden de técnicos formados con experiencia o les imponen interrupciones de su relación laboral de cuatro meses entre contratos sucesivos?
3) ¿Piensa el Gobierno reconocer de forma generalizada un contrato estable a estos trabajadores de la plantilla del CSIC ante el hecho de que los tribunales les están dando sistemáticamente la razón, de modo que unas 400 personas han sido reconocidas como “indefinidos no fijos por sentencia”?
4) ¿Piensa el Gobierno impulsar en el CSIC una “carrera técnica” del mismo modo que existe una “carrera científica”?

En el segundo párrafo de la respuesta del Gobierno se puede leer:

(…) En 2014 los presupuestos para la I+D+i cambiaron de tendencia por primera vez en cincoaños. Eso sin contar con los créditos extraordinarios concedidos en 2013 y 2014, de un total de 269 millones de euros. En 2015 se mantiene esa subida. Por lo que respecta al Consejo Superior de Deportes, debe informarse de que no es en absoluto cierto que al final del Plan de Actuación, en 2017, se prevea tener un número de investigadores como en 2007 (…)

Sensacional, había visto llamar al CSIC de muchas formas, pero nunca antes Consejo Superior de Deportes. ¿Estaría su señoría mirando algún mientras contestaba? Desde lo de la señora Villalobos y el Candy Crash no podemos descartar nada.

Via:
La Ciencia y sus Demonios


Por una más completa formación científica


Para todos los lectores de mi blog a ver que opinan de este Post que me parecio interesante

portadilla_ciencia_ficcionCuando se habla de educación científica, siempre se suele pensar en transmitir a las nuevas generaciones el compendio más completo, exacto y avanzado del actual conocimiento con rigor y exactitud, enseñadolo de la manera más eficiente, aséptica y productiva posible. Pero ¿es esto lo más deseable?

Hace unos días en el laboratorio conversando sobre el poder y los límites de la ciencia, por cierto estos son los momentos que hacen inigualablemente privilegiada la labor del investigador a pesar de nuestras miserias, estrecheces, incomprensión, marginación y muchas veces hasta antagonismo cuando no persecución por parte de los mayoritariamente numerosos pero irracionales y supersticiosos miembros de nuestra especie porque ¿en qué tipo de trabajo se puede (y se debe) tener esa absoluta libertad de pensamiento para poder “perder” el tiempo en algo en principio absolutamente “improductivo” como es filosofar sobre el pasado y elucubrar sobre el futuro?, observé una sorprendente carencia en el sistema científico-educativo español y quizás occidental.

Ninguno de los estudiantes predoctorales presentes y lo que es quizás peor, algunos de los investigadores “seniors”, habían leído (y lo que ya es casi ofensivamente ignorante ni siquiera habían oído hablar de) uno de los quizás más importantes relatos científicos que jamás se hayan escrito: “La última pregunta” del divulgador y genial escritor de ciencia ficción Isaac Asimov. Porque vivimos en un mundo en el que si en ciertos ambientes dices que no sabes quién es Shakespeare, no conoces la 4º Sinfonía de Beethoven o crees que Kandinsky es una marca de kétchup se te considera un analfabeto “cultural”, pero sin embargo si en una cena de nivel alguien comenta sin ningún rubor que no sabe quién fue Mendel, que quizás las leyes de la Termodinámica puedan ser 2, 3 o 333 o que no sólo no es capaz, sino que le importa un pimiento, diferenciar causalidad de casualidad (y así ser presa fácil de esa miríada de timadores médicos que nos asedian) o de entender las verdaderas implicaciones del desarrollo científico, pues no sólo no es criticado sino que incluso el protagonista puede parecer un nuevo e interesante intelectual capaz de transcender este insípido mundo tecnológico-científico que no rodea.

Y ya de vuelta a mi reciente vivencia personal, que a ustedes quizás les pueda parecer algo anecdótico y banal puesto que al final se trata sólo de la denigrada ciencia ficción, pienso que muestra una importante limitación de la enseñanza científica occidental, que es la tendencia a centrarse en demasía en exponer y transmitir “fríos” datos y conceptos científicos inequívocamente demarcados como si casi de verdades reveladas se tratara, pero dejando a la libre (y por qué no decirlo voluble) iniciativa del estudiante el desarrollo de una faceta quizás mucho más importante para el éxito de un futuro investigador, el contextualizar, el crear una mente abierta hacia lo desconocido (en su justa medida, que si no como indica el mordaz cómico Tim Minchin “si abres demasiado tu mente, tu cerebro inevitablemente se caerá”) y unas capacidad para extrapolar las implicaciones (buenas pero también indeseables) del futuro conocimiento.

Por ello sería deseable que en las carreras científicas, además por supuesto de las asignaturas más o menos específicas y técnicas, se impartieran materias que ayuden a formar una mente reflexiva y multidisciplinar del futuro investigador: filosofía de la ciencia, implicaciones históricas pero también futuras del desarrollo científico, grandes debates científicos, ciencia frente a religión, ciencia y pseudociencia, etc. Y dentro de este plan de estudios ampliado sería muy deseable también una asignatura de “Ciencia Ficción” porque nada como este género “menor” para haber ido plasmando en relatos, novelas o cine las profundas implicaciones que para la Humanidad tiene el actualmente vertiginoso desarrollo científico-tecnológico. Ello probablemente redundaría en una mayor preparación intelectual de los futuros científicos, sacándoles un poco de la cada vez mayor superespecialización a la que se dirige la ciencia y reconvertirlos en la medida de lo posible hacia el ideal del Hombre del Renacimiento, porque en las manos y en las mentes de estos jóvenes investigadores estará el futuro de la Humanidad y para ello hay que trascender las probetas y los tubos de ensayo y ampliar la visión desde los árboles más próximos para poder ver el bosque en todo su conjunto.

P.D.

Para aquellos que no hayan tenido el placer de haberlo leído, dejo el link de la entrada en la que Cnidus incluía este fantástico relato en CyD.

 

Via:
La Ciencia y sus Demonios