Category Archives: Ciencia

Noticias de ciencia en general

Por una más completa formación científica


Para todos los lectores de mi blog a ver que opinan de este Post que me parecio interesante

portadilla_ciencia_ficcionCuando se habla de educación científica, siempre se suele pensar en transmitir a las nuevas generaciones el compendio más completo, exacto y avanzado del actual conocimiento con rigor y exactitud, enseñadolo de la manera más eficiente, aséptica y productiva posible. Pero ¿es esto lo más deseable?

Hace unos días en el laboratorio conversando sobre el poder y los límites de la ciencia, por cierto estos son los momentos que hacen inigualablemente privilegiada la labor del investigador a pesar de nuestras miserias, estrecheces, incomprensión, marginación y muchas veces hasta antagonismo cuando no persecución por parte de los mayoritariamente numerosos pero irracionales y supersticiosos miembros de nuestra especie porque ¿en qué tipo de trabajo se puede (y se debe) tener esa absoluta libertad de pensamiento para poder “perder” el tiempo en algo en principio absolutamente “improductivo” como es filosofar sobre el pasado y elucubrar sobre el futuro?, observé una sorprendente carencia en el sistema científico-educativo español y quizás occidental.

Ninguno de los estudiantes predoctorales presentes y lo que es quizás peor, algunos de los investigadores “seniors”, habían leído (y lo que ya es casi ofensivamente ignorante ni siquiera habían oído hablar de) uno de los quizás más importantes relatos científicos que jamás se hayan escrito: “La última pregunta” del divulgador y genial escritor de ciencia ficción Isaac Asimov. Porque vivimos en un mundo en el que si en ciertos ambientes dices que no sabes quién es Shakespeare, no conoces la 4º Sinfonía de Beethoven o crees que Kandinsky es una marca de kétchup se te considera un analfabeto “cultural”, pero sin embargo si en una cena de nivel alguien comenta sin ningún rubor que no sabe quién fue Mendel, que quizás las leyes de la Termodinámica puedan ser 2, 3 o 333 o que no sólo no es capaz, sino que le importa un pimiento, diferenciar causalidad de casualidad (y así ser presa fácil de esa miríada de timadores médicos que nos asedian) o de entender las verdaderas implicaciones del desarrollo científico, pues no sólo no es criticado sino que incluso el protagonista puede parecer un nuevo e interesante intelectual capaz de transcender este insípido mundo tecnológico-científico que no rodea.

Y ya de vuelta a mi reciente vivencia personal, que a ustedes quizás les pueda parecer algo anecdótico y banal puesto que al final se trata sólo de la denigrada ciencia ficción, pienso que muestra una importante limitación de la enseñanza científica occidental, que es la tendencia a centrarse en demasía en exponer y transmitir “fríos” datos y conceptos científicos inequívocamente demarcados como si casi de verdades reveladas se tratara, pero dejando a la libre (y por qué no decirlo voluble) iniciativa del estudiante el desarrollo de una faceta quizás mucho más importante para el éxito de un futuro investigador, el contextualizar, el crear una mente abierta hacia lo desconocido (en su justa medida, que si no como indica el mordaz cómico Tim Minchin “si abres demasiado tu mente, tu cerebro inevitablemente se caerá”) y unas capacidad para extrapolar las implicaciones (buenas pero también indeseables) del futuro conocimiento.

Por ello sería deseable que en las carreras científicas, además por supuesto de las asignaturas más o menos específicas y técnicas, se impartieran materias que ayuden a formar una mente reflexiva y multidisciplinar del futuro investigador: filosofía de la ciencia, implicaciones históricas pero también futuras del desarrollo científico, grandes debates científicos, ciencia frente a religión, ciencia y pseudociencia, etc. Y dentro de este plan de estudios ampliado sería muy deseable también una asignatura de “Ciencia Ficción” porque nada como este género “menor” para haber ido plasmando en relatos, novelas o cine las profundas implicaciones que para la Humanidad tiene el actualmente vertiginoso desarrollo científico-tecnológico. Ello probablemente redundaría en una mayor preparación intelectual de los futuros científicos, sacándoles un poco de la cada vez mayor superespecialización a la que se dirige la ciencia y reconvertirlos en la medida de lo posible hacia el ideal del Hombre del Renacimiento, porque en las manos y en las mentes de estos jóvenes investigadores estará el futuro de la Humanidad y para ello hay que trascender las probetas y los tubos de ensayo y ampliar la visión desde los árboles más próximos para poder ver el bosque en todo su conjunto.

P.D.

Para aquellos que no hayan tenido el placer de haberlo leído, dejo el link de la entrada en la que Cnidus incluía este fantástico relato en CyD.

 

Via:
La Ciencia y sus Demonios


¿Qué nos hace humanos?


Hola amigos de Tenoch, la mejor seleccion de articulos de la red chquen este

planeta simios ziraDurante milenios pensadores, filósofos y teólogos se han preguntado sobre la esencia del ser humano y su capacidad de pensamiento y consciencia sin llegar nunca a ninguna conclusión plausible, sin embargo las respuestas (como siempre) están empezando a llegar desde el campo de la biología.

Históricamente tanto desde el punto de vista filosófico como del teológico se ha considerado la existencia de una barrera infranqueable que separa a los humanos del resto de primates antropomorfos, pero en realidad los cada vez más abundantes estudios están difuminando más recurrentemente esta imprecisa frontera.

Así un grupo de investigadores estadounidenses acaba de publicar un brillante estudio en el que han comparado los genomas de humanos y chimpancés buscando regiones implicadas en el desarrollo del córtex cerebral, la región donde se generan funciones mentales tan importantes como la percepción, la imaginación, el pensamiento, el juicio y la decisión. Los autores estudiaron la región génica denominada HARE5, un ”enhancer”, potenciador o amplificador, que controla la expresión de un gen clave para el desarrollo del cerebro. Dicha región está compuesta por unos 1.200 nucleótidos y entre chimpancés y humanos únicamente se diferencia en unos exiguos 16 cambios. A continuación los investigadores generaron ratones transgénicos que llevaban insertados ambos tipos de regiones HARE5: la humana y la de chimpancé y estudiaron el desarrollo del cerebro fetal en estos animales cuya única diferencia eran los mencionados 16 nucleótidos, encontrando llamativamente que aquellos ratones que poseían el fragmento de DNA humano desarrollaban un cerebro un 12% mayor que los correspondientes animales con el DNA homólogo proveniente de chimpancé tal y como se muestra en las siguientes fotografías:

HARE5

Además los cerebros de estos ratones humanizados contenían un 14% más de neuronas que los de sus homólogos de chimpancé. Y todo ello con el simple cambio de unos insignificantes 16 nucleótidos de un genoma total conformado por unos 3.200 millones de nucleótidos en el caso del ser humano. En la actualidad los autores del artículo están estudiando el desarrollo cerebral después del nacimiento en ambos tipos de ratones transgénicos, con el objetivo de probar la hipótesis de si los cerebros más grandes de los ratones humanizados les hacen más hábiles o inteligentes que los correspondientes que llevan insertado el DNA de chimpancé.

En resumen, pequeñísimas alteraciones en el DNA implican importantes cambios morfológicos (y quizás funcionales) en el cerebro del animal. Por supuesto, los cerebros de un chimpancé y de un sapiens se diferencian en mucho más que esta secuencia individual de DNA, pero haciendo un poco de ciencia ficción ¿Qué pasaría si se introdujera en el genoma de un chimpancé el equivalente humano de la región HARE5? ¿Tendrían estos animales el cerebro un poco más desarrollado? ¿Serían un poco más inteligentes o hábiles quizás? ¿Y qué ocurriría si además se fueran intercambiando en esos mismos chimpancés transgénicos otros elementos adicionales como algún que otro “enhancer” o gen proveniente de las secuencias homólogas de los sapiens, elementos que se encuentren implicados en otras facetas del desarrollo cerebral diferentes a las que modula HARE5? ¿Se podría entonces ir construyendo cual mecano un cerebro primate cada vez más similar al que poseemos los seres humanos? Y esto que ahora puede parecer sacado de la desbordante imaginación de un escritor o de un guionista de Hollywood puede ser posible en quizás menos de un siglo si continuamos con el exponencial desarrollo científico-tecnológico alcanzado en las últimas décadas. Y en ese caso, cuando vayan apareciendo propiedades hasta ahora “exclusivamente” humanas en estos monos transgénicos ¿qué quedará de nuestro pretendido papel como centro del Universo y cúlmen de la Creación?

Entradas relacionadas:

* El libre albedrio y la culpabilidad penal a la luz de la neurociencia

* Alteración de la conducta humana por parásitos y el libre albedrío

* Parásitos que controlan la mente

* Brujería, posesiones demoniacas y exorcismos en el siglo XXI

* La iniciativa BRAIN para el impulso de las neurociencias

* Toma de decisiones ¿reflexión o pura coincidencia?

* De ratones y hombres: amor, fidelidad, familia y cuidados parentales

* El Ministerio de Sanidad español y los exorcismos

* Separando la verdadera neurociencia de las neurochorradas

* Desde el punto de vista evolutivo, los humanos somos más artesanos que filósofos

* Microorganismos y sistema inmune en enfermedades neuropsiquiátricas (II): Autoinmunidad

* Los habitantes de la Inglaterra Victoriana fueron más inteligentes que los modernos occidentales

* Un par de apuntes acerca de la superioridad moral humana

* La iniciativa BRAIN para el impulso de las neurociencias

* Microorganismos y sistema inmune en enfermedades neuropsiquiátricas (I): Patógenos y flora intestinal

* Toma de decisiones ¿reflexión o pura coincidencia?

* La psiquiatría debe romper las cadenas de la religión

Ve más aquí:
¿Qué nos hace humanos?


Cómo se hace de verdad la ciencia en España


A ver que opinan de este post que me encontre en la red

franz-kafka--el-castillo-el-proceso_Todos aquellos investigadores en activo de este peculiar país llamado España se sentirán totalmente representados en este doblaje de la famosa escena de la película “El hundimiento”.

Este video, aunque paródico refleja con total exactitud y extrema mordacidad la absurda burocracia científica hispana que nos obliga año tras año, cuales Sísifos de la investigación, a incluir una y otra vez los mismos datos personales y profesionales en diferentes formatos, cada uno de ellos más irracionalmente complejo que el anterior, de tal manera que no me cabe la menor duda de que nuestros burócratas de la ciencia han conseguido un doctorado aplicando al sistema científico español las enseñanzas extraídas de la lectura de libros de Kafka como “El Castillo”. Para que luego digan que la cultura no tiene aplicación práctica en la vida real.

A ver si algún compañero de económicas realiza el cálculo estimativo de la infinidad de horas de trabajo perdidas a lo largo de los años por cada investigador rellenando estos absurdamente reiterativos formularios.

P.D.

Con todos los respetos hacia las víctimas del genocidio nazi.

Entradas relacionadas:

* Una imagen vale más que mil palabras: la paupérrima inversión en I+D española

* Científicos desesperados frente a prioridades divinas

* Ejemplos del desierto científico español

* Carta abierta por la Ciencia

* Un investigador comprometido con la ciencia pero también con la sociedad

* ¿Es ésta la apuesta española en ciencia, tecnología e innovación?

* Recortemos en probetas, pero no en crucifijos

* Investigar en España: Misión Imposible

* Salvar al CSIC y ya de paso al resto del sistema científico español

* Últimas noticias sobre la agonía del sistema científico español

* Rescaten a la ciencia española

* La rapsodia bohemia de un científico postdoctoral

* Desolador panorama científico en España

* Réquiem por la ciencia en España 

?

Via:
La Ciencia y sus Demonios


¿Por qué seguir vacunando contra el sarampión? o como morir de éxito


Hola visitantes de Tenoch, en esta ocasión les traigo el siguiente articulo ojala sea de su interes

1 sarampionEl espectacular éxito conseguido por las campañas de vacunación a nivel global puede estar convirtiéndose en la actualidad paradójicamente en el peor enemigo a la hora de erradicar definitivamente diferentes enfermedades infecciosas.

Es un hecho innegable que las vacunas han permitido la erradicación de peligrosas pandemias tanto a nivel mundial (como es el caso de la terrible viruela) o su control hasta niveles casi indetectables (al menos en la mayoría de los países avanzados) salvando de paso la vida de cientos cuando no de miles de millones de personas. Así, a día de hoy las vacunas son una de las principales y más efectivas herramientas sanitarias de la humanidad, porque ¿qué puede ser mejor que eliminar de raíz la posibilidad de sufrir una enfermedad potencialmente letal desde el mismo momento de la vacunación y hasta la lejana muerte del individuo por otras causas más de medio siglo después?

Pues bien, este incuestionable logro de la moderna medicina científica está siendo revertido por una mezcla de superstición e ignorancia. Y el caso del sarampión es un ejemplo paradigmático. Desde que en los años 60 del siglo pasado John Franklin Enders y sus colaboradores obtuvieran la vacuna contra el sarampión, este virus ha sido casi erradicado en la práctica del mundo occidental.

1 sarampion EEUU

Y aunque muchas personas lo desconocen el sarampión es un peligroso virus altísimamente contagioso

Número_básico_de_reproducción_r0

capaz de producir complicaciones graves como neumonía en el 5% de los infectados y encefalitis en aproximadamente 1 de cada 2.000 afectados. Además presenta una tasa de mortalidad de alrededor de 1 persona por cada 3.000 infectados. Así, si calculamos que en la práctica (por su elevada R0) toda población no vacunada será infectada durante su infancia, resulta que en un país como España, si sus actuales 46 millones de habitantes no hubiéramos sido tratados preventivamente, alrededor de 2,3 millones hubieran sufrido una neumonía, unos 23.000 encefalitis y más de 15.000 niños podrían haber muerto. Independientemente de la tragedia que implica este último supuesto, imaginen el gasto sanitario que significa millones de niños enfermos: consultas de pediatría, urgencias, atención hospitalaria, horas de trabajo perdidas por los padres, etc. y todo ello ahorrado por la módica e irrisoria cantidad de 1 euro por vacuna.

Pues aunque parezca increíble en la actualidad, si bien cerca del 75% de la población infantil del mundo está vacunada

2 Tasas de vacunación frente al virus del sarampion

más de 120.000 personas mueren anualmente en el mundo por causa de este virus, aunque bien es verdad que en 1980 ese número era superior a dos millones y medio. ¿Para cuándo una campaña de erradicación similar a la que terminó con la viruela? Porque con este virus, a diferencia de los virus zoonóticos (transmitidos por animales), el ser humano es el único hospedador, por lo que una vacunación masiva a nivel global permitiría erradicar totalmente esta enfermedad tal y como ocurrió con la viruela y así poder dejar de vacunar a las futuras generaciones.

Y sin embargo esta enfermedad lejos de estar siendo eliminada en los países del tercer mundo, por la siempre tacaña visión de los gobernantes de los países ricos, incapaces de entender que el dinero invertido en eliminar el virus de los países pobres de África o Asia ahorraría a la larga el tener que seguir vacunando a sus nacionales durante más y más generaciones, está resurgiendo en los países desarrollados occidentales por la siempre letal combinación de las creencias: religiosas pero también por la medicina holística.

Así primeramente multitud de comunidades fuertemente piadosas mezclan peligrosamente la ignorancia (cuando no el desprecio) hacia los conceptos científicos y sus implicaciones con el uso de los más modernos medios de transporte para diseminar de manera irresponsable este tipo de virus, como es el caso de los misioneros amish de los que hablé en una entrada anterior. Y para que vean que ello no es exclusivo de los siempre piadosos EEUU, resulta que en Holanda viven en el denominado Cinturón de la Biblia Holandés varios centenares de miles de protestantes ortodoxos no vacunados, país en donde hay una correlación casi exacta con los casos de sarampión y otras enfermedades evitables por vacunación.

3 cinturon biblia holanda sarampion

Y ello en conjunción con la cada vez más extendida filosofía de no introducir sustancias “tóxicas” como las vacunas entre esos padres concienciados por la búsqueda de una “vida sana y natural”, pero a la vez totalmente equivocados en un razonamiento basado en la subjetiva experiencia de vivir en un mundo (como es el occidental) en donde se han eliminado o controlado multitud de enfermedades infecciosas, está dando lugar a que las tasas de vacunación no paren de disminuir tal y como se indica en el siguiente mapa del estado norteamericano de Washington

2 Tasas de vacunación frente al virus del sarampion

o en California

tasas infravacunacion california

da como resultado el cada vez mayor número de brotes epidémicos de enfermedades infecciosas por otra parte muy fácil y económicamente evitables.

sn-cdcmeasles

Y la pregunta que le puede surgir ahora al profano es ¿qué importa que un porcentaje de la población deje de vacunarse por ignorancia o apelando a sus creencias? Pues para responder a ello hay que diferenciar entre inmunidad individual e inmunidad de grupo. Cuando unos pocos individuos se vacunan contra un determinado patógeno, al surgir el brote epidémico obviamente sólo ellos estarán a salvo de sufrir la enfermedad.

inmunidad individual

Esto es debido a que una persona infectada puede transmitir el patógeno fácilmente a los no vacunados con los que se relacione. Ahora bien, a medida que aumenta la proporción de personas vacunadas en una población, un individuo infectado se encuentra con cada vez un menor número de personas susceptibles de enfermar, por lo que se dificulta la transmisión del agente infeccioso. De tal manera que cuando la gran mayoría de la población está vacunada, los pocos individuos que no han sido vacunados (enfermos inmunosuprimidos o que tengan alguna patología grave para la que se desaconseje la vacunación, niños muy pequeños, etc.) o aquellos en los que la propia vacuna no haya estimulado adecuadamente al sistema inmune (porque ningún tratamiento es efectivo al cien por cien) puede mantenerse a salvo de la enfermedad porque la gran mayoría de sus paisanos concienciados, al haber sido inmunizados, actúan de barrera contra la transmisión del patógeno. Es decir que se crea una inmunidad de grupo, que protege incluso a las personas no vacunadas.

inmunidad de grupo

Es por ello que habría que recordar a todos esos defensores de las medicinas alternativas, cuando argumentan ignorante y prepotentemente eso de que “pues yo a mi niño no le he vacunado y no ha cogido el sarampión ni la tosferina y mira que sano está gracias a [añádase aquí la pseudomedicina al gusto del consumidor]”, que muy probablemente su salud haya sido posible gracias a la altruista vacunación de los hijos de otras personas mucho más responsables y concienciadas que ellos. Y por supuesto, los beneficios de esta insolidaria conducta dejan de funcionar cuando el comportamiento “alternativo” convence a más y más personas para que dejen de administrar a sus hijos las “artificiales y tóxicas” vacunas. Cuando el número de vacunados desciende, ahí es cuando la despiadada naturaleza vuelve a reinar y aparecen los lamentos y muchas veces las tragedias.

Así que, además de un beneficio para la salud personal, las vacunas son también un deber cívico del ciudadano responsable para aquellos de sus convecinos que por una u otra causa de fuerza mayor no hayan podido ser vacunados. Eso sin contar que, cuanto más tiempo se deja a un patógeno actuar, mayor es la posibilidad de que dicho agente infeccioso mute y se seleccione una variante resistente al tratamiento y entonces puede ocurrir que en unos años nos encontremos con un virus del sarampión más peligroso y letal que el actualmente circulante.

Así que en resumen, poco a poco y como resultado de una mezcla de falsa sensación de seguridad por parte de la ciudadanía junto con la cada vez mayor resistencia a la vacunación por motivos de “conciencia”, si por conciencia se puede calificar al irresponsable comportamiento paterno de poner en peligro la salud y la vida de sus inocentes hijos, se está erosionando uno de los baluartes más sólidos de la medicina científica.

P.D.

Y el tema sigue de candente actualidad por el reciente brote aparecido en Disneylandia y que se está expandiendo rápidamente por todos los EEUU mientras que diversos políticos republicanos consienten cuando no fraternizan con los argumentos del movimiento antivacunas y algunos médicos estadounidenses asiduos a los medios de comunicación se declaran abiertamente contrarios a la vacunación.

?

Entradas relacionadas:

* Las tasas de vacunación en Hollywood son similares a las de Sudán del Sur 

* La importancia de las vacunas

* El movimiento antivacunas amenaza la salud mundial

* ¡Sigue la moda: contagia a tu hijo el sarampión!

* La mayor estafa sanitaria de todos los tiempos puede acabar poniendo en riesgo la salud mundial

* La religión como vector de transmisión de enfermedades

* Michael Specter hablando sobre el peligro del pensamiento anticientífico

* Política y religión aliadas para impedir la vacunación contra el virus de la polio y su erradicación

* Vacunas para todos 

Via:
La Ciencia y sus Demonios


Día de Darwin


A ver que les parece este articulo, lo saque de uno de nuestros blogs favoritos

evolution arbol vidaPara celebrar el día de Darwin, fecha que conmemora el nacimiento del padre de la biología moderna, no hay nada mejor que entender la elegante brillantez del sencillo pero a la vez poderosísimo concepto de la selección natural con el ya clásico proceso evolutivo del ojo, desde sus más simples inicios hasta los complejísimos órganos visuales de infinidad de especies actuales.

?

?


Via:
La Ciencia y sus Demonios