Category Archives: Ciencia

Noticias de ciencia en general

Voyager 1: cuando lo impresionante nos parece trivial


Para todos los lectores de Tenoch a ver que opinan de este Post que me parecio interesante

Voyager 1. Imagen tomada de Wikipedia

Voyager 1. Imagen tomada de Wikipedia

Si algo ha caracterizado el siglo XX, y lo que llevamos de este siglo XXI, es el enorme desarrollo científico del que hemos sido testigos. Han sido tantos inventos tecnológicos y tantos descubrimientos científicos, que innovaciones que son asombrosas han acabado pareciéndonos triviales. Estamos tan acostumbrados a escuchar a diario grandes hitos en medicina, electrónica o ingeniería, que es difícil que nos asombremos ante artefactos que merecen el aplauso de toda la humanidad puesta en pie.

Uno de esos asombros tecnológicos recibió el nombre de Voyager 1 y fue lanzado por la NASA en el año 1977 para viajar más allá del Sistema Solar visitando algunos planetas del mismo. Las bellísimas fotografías de Júpiter y Saturno, así como de algunas de sus lunas, que pudimos contemplar a principio de los años 80 del siglo pasado, nos maravillaron. Los datos que recibimos nos permitieron conocer a esos gigantes gaseosos, así como comprender mejor la dinámica de la atmósfera o la geología planetaria. Además reivindicó la necesidad de contestar a una pregunta que siempre nos ha inquietado: ¿existirá alguna forma de vida fuera de la Tierra?

Hoy la nave Voyager 1 sigue su viaje, y de forma admirable, sigue enviando información a la Tierra. Algunos científicos afirman que la nave ya ha abandonado el Sistema Solar, otros sin embargo dicen que aún está en los límites del mismo. Tecnicismo aparte, la nave se encuentra a distancia descomunal: a casi 20.000 millones de kilómetros. Es difícil imaginar esa distancia, en términos astronómicos equivale a unas 140 veces la distancia al Sol. Puede que eso tampoco diga mucho, pero es una distancia equivalente a dar medio millón de vueltas a la Tierra por su ecuador. La velocidad que ha alcanzado la nave tampoco está nada mal, para un artefacto creado en 1977: unos 15 kilómetros por segundo, que vienen a ser unos 54.000 kilómetros por hora. A esa velocidad se alcanzaría la Luna en 5 horas y media, algo menos de lo que tarda un tren de alta velocidad en unir París con Barcelona.

Si no estuviésemos inmunizados por el continuo goteo de inventos y descubrimientos generados por la ciencia y la tecnología, todo lo expuesto debería asombrarnos, sobre todo cuando nuestra historia nos muestra que hace sólo un par de siglos la muerte por una infección era asunto cotidiano o que para recorrer unos cientos de kilómetros necesitábamos varios días de viaje. Así que “chapeau” por la Voyager 1, que es la invención humana que más lejos ha llegado, y otro sombrerazo por la ciencia que ha permitido su desarrollo.

Entradas relacionadas:

* Voyager 1: a punto de cruzar al otro lado

* 22 razones para ir al espacio

* Un estudio muestra que es posible la llegada de microorganismos desde el espacio

* ”No existe conciencia de la importancia de la ciencia en el desarrollo de los países”

* La necesidad de divulgar ciencia

* ”Nunca como ahora ha habido tanta divulgación científica y a la vez tanto desinterés por la ciencia”

* ¿Ha sido el universo creado solo para nosotros?

Lee más:
Voyager 1: cuando lo impresionante nos parece trivial


La religión anula el raciocinio hasta en las personas más instruidas


De uno de nuestros blogs favoritos extraje esta informacion que me pareció interesante, chequenla

creacionismo eslabon perdido evolucion darwinLos datos de las estadísticas que muestran que, año tras año en EEUU se mantiene un alto porcentaje de personas refractarias a hechos científicos incuestionables, como la evolución de las especies o el cambio climático, han sido generalmente achacados a que muchos individuos no son conscientes de la evidencia sobre estos temas por una mera falta de educación o de acceso a información científica de calidad. Y por tanto, que sería necesaria una mayor apuesta en estos ámbitos en escuelas, medios de comunicación y en la sociedad en general. Pero un estudio recientemente publicado sugiere que estos esfuerzos serán vanos mientras no se ataque de raíz al verdadero problema, la religión.

Para analizar qué factores influyen en el desconocimiento científico, se ha realizado un estudio en EEUU utilizando algunas de las preguntas de ciencia que se repiten cada año en las ya famosas encuestas del “Pew Research Center” sobre el grado de compresión de la ciudadanía respecto a temas científicos. Así primeramente se clasificó a los encuestados en una escala de “inteligencia científica ordinaria” (ICO) que era una medida combinada de conocimientos, aptitudes y disposición para la ciencia de tal manera que, los individuos con menor puntuación eran personas que tenían escasos conocimientos científicos pero que además les importaba también poco o nada la ciencia en general. Por el contrario, las mayores puntuaciones en esta escala serían para aquellas personas con una fuerte formación científica junto con un interés notable por todo lo relacionado con la investigación y la ciencia en particular. De tal manera que, como muestran las siguientes gráficas (en donde la anchura de cada barra vertical indica la desviación estándar medida en cada grupo)

1 evolucion creacionismo

las personas con mayor número ICO eran capaces de responder adecuadamente en mayor proporción que los encuestados que puntuaron más bajo en este tipo de medida. Y ello era también cierto en el caso de que la pregunta versara sobre el “controvertido” tema de la evolución, tal y como se muestra en la siguiente figura.

2 evolucion creacionismo

Cuando se analizaron las respuestas teniendo en cuenta el grado de religiosidad de los encuestados se encontró una notable diferencia. Así frente a preguntas “neutras”, las personas religiosas y las no religiosas respondían de manera muy similar y en consonancia con su grado ICO.

3 evolucion creacionismo

En cambio, ante la afirmación sobre la evolución se produjo una importante diferencia entre estos dos grupos. Así, mientras los individuos menos religiosos acertaban más la respuesta cuanto mayor era su grado ICO como en el resto de las cuestiones, las personas más religiosas fueron igualmente refractarias al concepto de la evolución independientemente de su grado de conocimiento y educación científicas, tal y como se muestra en la siguiente figura

4 evolucion creacionismo

Y lo más curioso del caso es que esta respuesta negativa no era debida a falta del propio conocimiento o de información científicas, puesto que una simple modificación de la pregunta

5 evolucion creacionismo

restablecía la correlación entre porcentaje de respuestas acertadas y grado de conocimiento científico, tanto en el conjunto de los encuestados como cuando se separaban por grado de religiosidad.

En otras palabras, las personas religiosas conocían y entendían el tema pero simplemente no estaban dispuestas a decir que ellos creían en ella. Es decir, la gente (al menos los individuos más instruidos) conoce perfectamente lo que la comunidad científica piensa acerca de las mal llamadas “controversias científicas”, pero desgraciadamente no están dispuestos a apoyar el consenso científico cuando éste contradice sus opiniones religiosas o (como comenté en una entrada previa) políticas. Y claro, luego muchas de esas personas ante la disyuntiva entre ciencia y religión en cuestiones muy relevantes como la medicina, terminan eligiendo la “ciencia cristiana” como en el caso de la sanación por la fe o los exorcismos, muchas veces con terribles resultados.

Así que entonces ¿hasta cuándo vamos a seguir permitiendo el adoctrinamiento religioso de la infancia? Porque a la larga, ello únicamente produce individuos con serias taras mentales a la hora de poder desenvolverse en este mundo cada vez más complejo y dependiente de los incesantes avances científicos.

?

Entradas relacionadas:

* ¿Se debe debatir con creacionistas?

* “Creacionismo científico” (y II)

* Bill Maher entrevista a Francis Collins

* Brujería, posesiones demoniacas y exorcismos en el siglo XXI

* Campañas de vacunación amenazadas por la irracionalidad, el fundamentalismo religioso y las guerras

* Ciencia en el Midwest – Dios en la biblioteca, Dios en el diván

* Ciencia, anticiencia y religión según el físico y filósofo norteamericano Victor Stenger

* Científicos cristianos: el irracional argumento de autoridad para justificar la superstición

* Conocimiento o superstición

* Creacionismo: ¿religión, ciencia o política?

* El geriniol es el psicotrópico más potente, adictivo y peligroso del mundo

* El Ministerio de Sanidad español y los exorcismos

* Fósiles cristianos en Carolina del Sur

* La Academia Pontificia de las “Ciencias”, la prostitución del conocimiento por la irresponsabilidad de algunos investigadores

* La gran paradoja científico-educativa estadounidense

* La psiquiatría debe romper las cadenas de la religión

* La religión como vector de transmisión de enfermedades

* La responsabilidad de un premio Nobel frente a la irracionalidad

* Las ofensivas cartas marcadas de los creyentes a la hora de discutir sobre ciencia

* Las universidades cristianas estadounidenses cada día más cerca de las madrazas islámicas

* Mensaje para los escépticos del creacionismo

* Michael Specter hablando sobre el peligro del pensamiento anticientífico

* No hay un terreno común entre ciencia y religión

* Política y religión aliadas para impedir la vacunación contra el virus de la polio y su erradicación

* Preocupante ofensiva de invierno anticientífica en los EEUU

* Programados para creer

* Sencillo manual práctico para saber cuando existe un verdadero debate científico

*¡Muéstrame un fósil de transición!

?

?

?

?

?

?

?

?

?

?

Via:
La Ciencia y sus Demonios


La cada vez más difusa línea entre la medicina científica y la estafa pseudomédica


Hola amigos y amigas de Tenoch, como siempre les traigo la mejor seleccion de articulos de la red

reiki-definitionHabitualmente se tiene la idea de que en materia sanitaria existen dos visiones claramente delimitadas y en muchos casos enfrentadas y antagónicas: de una parte la llamada medicina alopática o científica frente a la heterogénea mezcolanza de medicinas alternativo-holísticas. Pero muy desgraciadamente esta frontera parece ser cada vez más difusa.

Y aunque ya por habitual no sorprende que desde los más diversos colectivos o estamentos (médicos, universitarios, farmacéuticos o incluso gubernativos tanto en España como en otros países) se preste apoyo y cobertura a diversas pseudomedicinas como la homeopatía, la acupuntura o las flores de Bach por poner sólo algunos de los ejemplos más relevantes, métodos que oscilan entre la simple estafa sin consecuencias sanitarias graves y la más pura negligencia criminal con incluso resultado de muerte, hasta ahora parecía suficientemente claro que cuando un enfermo ingresaba en un verdadero hospital, se encontraba desde ese momento a salvo de estos nuevos chamanes del siglo XXI (pero que muchas veces siguen utilizando “tratamientos” indiferenciables de los conjuros recetados en la más remota e ignorante antigüedad, pero eso sí recubiertos de palabrería pseudocientífica para adornar convenientemente la estafa), y que por tanto sería atendido estricta y adecuadamente por verdaderos profesionales sanitarios, conocedores de la eficacia y de los efectos secundarios de los diferentes tratamientos en uso que hayan sido validados científicamente. Pues bien, esto parece que no es así en uno de los más prestigiosos hospitales estadounidenses, la “Cleveland Clinic”.

Este hospital que cuenta además con sedes en Florida, Abu Dhabi y Canadá, clasificado como el cuarto mejor hospital de los EEUU según el ranking del “U.S. News & World Report” y que durante cerca de dos décadas ha obtenido la primera posición de su programa de atención cardiaca, presenta unas estadísticas formidables puesto que trata a más de cinco millones de pacientes al año en sus consultas externas y admite más de 150.000 hospitalizaciones anuales de personas provenientes de todos los EEUU y de alrededor de 100 naciones diferentes, enfermos atendidos por sus más de 3.200 médicos de plantilla y cerca de 1.800 médicos internos y residentes. Además, tiene en activo programas de investigación por valor de unos 200 millones de euros anuales, que para hacerse una idea es aproximadamente un tercio del presupuesto total del CSIC, principal organismo investigador español. En resumen, todo un gigante en la vanguardia médica tal y como lo atestiguan los numerosos avances científico-médicos realizados en sus dependencias durante décadas.

Por todo ello resulta de lo más sorprendente y sobre todo incoherente que este prestigioso hospital tenga a su vez un “Centro de Medicina Integrativa” con un claro y marcado carácter pseudomédico, cuando no anticientífico.

Así por ejemplo se ofrecen tratamientos de acupuntura que como la misma web del hospital define:

La acupuntura se basa en la creencia de que una energía llamada Ki circula por todo nuestro cuerpo, desde la parte superior de la cabeza hasta las plantas de nuestros pies. Cuando experimentamos buena salud, esta energía fluye sin obstáculos a lo largo de las vías en el cuerpo llamados meridianos. Se cree que cada meridiano está conectado a un órgano específico y, cuando el flujo de energía es interrumpido por una enfermedad o una lesión, aparecen las dolencias. La acupuntura entonces es usada para equilibrar el flujo de Ki y de estimular la capacidad natural del cuerpo para curarse.

Como pueden observar todo un ejemplo de rigor científico-técnico adaptado a la más avanzada estrategia médica. Y no se sorprendan, que estos “tratamientos médicos” son

Uno de los servicios más utilizados entre los ofrecidos por el Centro de Medicina Integral de la Clínica Cleveland, siendo el más eficaz cuando se usa en tratamientos regulares y frecuentes.

Por lo que esta “terapia” puede ser usada para el tratamiento de las más diversas enfermedades y dolencias como

Dolor crónico: migrañas, dolor de cuello y espalda, tendinitis, ciática, síndrome del túnel carpiano, fibromialgia y artritis reumatoide. Trastornos digestivos: síndrome del intestino irritable, colitis, gastritis y estreñimiento. Desordenes urinarios y trastornos de la reproducción: calambres menstruales, períodos irregulares o pesados, infertilidad y síntomas de la menopausia. Trastornos psicológicos y emocionales: depresión, ansiedad, estrés e insomnio. Tratamiento de los síntomas de las reacciones adversas a la quimioterapia y la radiación, incluyendo fatiga, dolor generalizado, sequedad de boca, neuropatía periférica, náuseas y vómitos. Alergias estacionales. Presión arterial alta. Adicciones a la nicotina, el alcohol y las drogas. Sobrepeso o la obesidad, cuando se combina con dieta y ejercicio

Por favor que alguien me explique cómo se cura la infertilidad clavando agujitas en los centros del Ki de la planta del pie o de la oreja.

Y por supuesto, como en cualquier servicio médico alternativo que se precie no podía faltar la milenaria y sabia Medicina Tradicional China, sobre todo en su variante herbal.

Y también entre estos avanzados “tratamientos” no podía dejar de estar presente otra de las ”medicinas” holísticas de mayor aceptación mundial, el famoso Reiki que como bien nos explica este centro médico:

El Reiki es una forma de “manipulación” [referida a las manos], una sanación natural que utiliza la energía de la fuerza de la vida universal. El término proviene de las palabras japonesas “rei”, que se traduce en universal y “ki”, que significa energía vital o fuerza vital que fluye a través de todos los seres vivos. Esta suave energía es ilimitada en abundancia y se cree que es una forma espiritual de la energía.

Entonces, al ser ilimitada ya tenemos resuelto para siempre el problema energético mundial. Y además se nos informa que el Reiki

No está ligado a ninguna religión o nacionalidad específica.

Vamos, que con él se puede estafar a todo hijo de vecino o ciudadano del mundo indiferentemente de donde viva y sobre todo, y esto es muy importante, independientemente de que tipo de superstición practique el pobre incauto, no vaya a ser que alguien diga que es budista o satánico y entonces la Clínica Cleveland no pueda reacondicionarle adecuadamente el Ki y entonces no pueda cobrarle los respectivos (y supongo que nada baratos) emolumentos por tan sofisticada técnica médica.

Pero si hasta ahora no nos hemos convencido de las ventajas de esta potente medicina, no se preocupen que en la misma web del hospital nos informan adecuadamente para eliminar cualquier duda médica sobre el tema:

El practicante de Reiki es el conducto entre el usuario y la fuente de la energía de la fuerza universal de la vida. La energía fluye a través del campo de energía del practicante y por medio de sus manos hacia ti.

Pero eso sí, sólo a través de sus poderosas y mágicas manos. Además

La energía no viene del practicante, sino que llega al practicante desde la fuente universal.

Por lo que el practicante es un conductor energético vivo sin necesidad alguna de cables, baterías y otras anticuadas formas de transporte y almacenamiento energéticos. Tampoco hay

… pérdida de energía en la persona que da el tratamiento.

Por lo que a tomar vientos los principios fundamentales de la termodinámica y ya de paso de toda la física conocida, pero ¿qué importa si con ello se aumenta la factura médica del incauto paciente? Por supuesto, la prueba de que todo esto es real y no un simple timo de feriante manipulando el efecto placebo es que

Usted puede experimentar la energía en forma de sensaciones tales como el calor, hormigueo, o descargas cuando el practicante ponga sus manos en su cuerpo, o puede sentir estas sensaciones como se mueven a través de su cuerpo a otros lugares. Esta es la energía que fluye en usted.

Ahora bien, como siempre pueden aparecer por la clínica escépticos, racionalistas y otros tipos raros poco dados a la autosugestión (que la clientela de este hospital es numerosa, muchos de ellos con alto nivel económico y proveniente de todo el mundo), pues para evitar posibles demandas judiciales, que estos son los EEUU y no hay porqué terminar pagando millones de dólares en juicios que únicamente perjudicarían la bien merecida reputación de este centro médico, pues también se informa a los pacientes que van a ser tratados con Reiki que

Algunas personas pueden no percibir ningún cambio en absoluto. La mayoría de la gente se siente muy relajada y tranquila. Muchos clientes incluso se duermen mientras reciben el tratamiento de Reiki.

Nos ha fastidiado, ¿qué se va a sentir porque un farsante te toquetee el cuerpo mientras te alinea la fuerza cósmica al estilo de los caballeros Yedi? Por lo que si usted no siente nada, pues duérmase que será lo ideal para todos, sobre todo para la cuenta de resultados de la institución y también para la armonía y la paz tanto física como espiritual del gerente y del equipo jurídico del hospital, puesto que un juicio por estafa médica puede alterar mucho la tensión arterial de estos profesionales y de ahí al infarto hay un paso.

¿Y para que se usa el Reiki en este hospital? Pues si con la acupuntura la Clínica Cleveland estuvo moderada, concentrándose básicamente en dolencias de naturaleza psicosomática (salvo casos como el de la infertilidad), con esta poderosísima técnica cósmica se sienten seguros y abandonan cualquier tipo de racionalidad médica, puesto que afirman que el

Reiki no es específico para ningún tipo particular de enfermedades o condición. Debido a que trabaja sobre el yo completo (mente, cuerpo y emociones) y como es la energía y fuerza universales de la vida, puede tener éxito en todos los tipos de sanación física, emocional, mental y espiritual, en función de las necesidades.

Y mientras tanto los pobres (y por lo que se ve ignorantes) cirujanos, oncólogos, especialistas de digestivo, neumólogos, inmunólogos, ginecólogos y ese largo etcétera de más de 2.000 profesionales altamente cualificados que están en plantilla del hospital, y lo que es peor, en el departamento de al lado o en las plantas superior o inferior de donde se ubique el Centro de Medicina Integrativa trabajando sin enterarse de nada, muy probablemente porque están tan embebidos en sus complejas pero atrasadas técnica médicas, que no han podido asistir a uno de los seminarios internos del departamento de Medicina Integrativa, en donde hubieran sido cumplidamente informados de las maravillosas aplicaciones del Reiki en sus respectivas especialidades, puesto que ¡asombrense! con el Reiki, el Centro de Medicina Integrativa de la Clínica Cleveland está tratando enfermedades como:

Todos los tipos de cáncer, problemas de fertilidad, enfermedad de Parkinson, enfermedades psicológicas, fibromialgia, pacientes pre- y post-operatorios, dolor crónico, problemas digestivos y las enfermedades relacionadas con el estrés.

Así que como se entere de todo esto el gerente, vende la bomba de cobalto del servicio de radioterapia y despide a todos los oncólogos del hospital por derrochar el dinero de la institución en carísimos equipos médicos superfluos, que no sirven para nada frente a un poderoso chamán capaz de alinear únicamente con la ayuda de sus propias manos (menudo ahorro, nada de gasto, por lo que el monto total del tratamiento son todo beneficios) la infinita fuerza cósmica del Universo. Y ya cuando se encuentre la forma de transmitir esa energía inagotable a la corriente eléctrica normal, pues menudo ahorro en la factura de la luz, pensará el extasiado gerente del hospital.

Entonces en resumen, si tienen la desgracia de ser diagnosticados de cualquier tipo de cáncer, sobre todo uno de esos tan agresivos y que tienen el peor pronóstico, no pierdan el tiempo, cojan inmediatamente un avión con destino a la Clínica Cleveland, pero mejor a su sede de Florida por eso del clima y la calidad de vida, y pidan el procedimiento oncológico completo alternativo, que curar lo mismo no cura nada pero ¿y lo bien que sienta como tratamiento un masajeo con la fuerza cósmica mientras se degusta un daiquiri helado en lugar de esas desagradables sesiones de radio o quimioterapia?

?

Entradas relacionadas:

* ¿Es realmente efectivo el Reiki?

* Biomagnetismo: ¿Los charlatanes no son peligrosos?

* Casualidad frente a causalidad o el porqué las supercherías pseudomédicas parecen funcionar

* Células madre al estilo tejano: la cultura del cowboy

* Homeopatía universitaria en pleno año 2014

* La curación del SIDA mediante técnicas orientales

* Las sorprendentes propiedades curativas de la Sal del Himalaya ¿o no?

* Los estudiantes de medicina de España en contra de las pseudomedicinas

* Michael Specter hablando sobre el peligro del pensamiento anticientífico

* Superstición y pseudomedicinas en las bases de datos científicas (I): Homeopatía y “medicina” Ayurveda

* Telómeros ¿medicina genómica o simple pseudomedicina?

* Un poco de humor pseudomédico

* Yo también quiero “algo” que lo cure “todo”

Click aquí para ver el articulo original:
La cada vez más difusa línea entre la medicina científica y la estafa pseudomédica


El creacionismo puede resultar cómico, pero es preocupante


A ver que opinan de este interesante articulo que me encontre en la red

creation

En algunos foros creacionistas se pueden leer cosas como esta:

El primer animal o amiba que salió de las aguas, ¿era macho o hembra?

Esto no sé que me produce si risa o tristeza. Bueno sí, risa. No, tristeza. Que no, que risa. Bueno, en realidad produce risa y tristeza a la vez. Produce la misma risa que la que puede ocasionar la ocurrencia de un niño que está empezando a conocer el mundo. Fruto de esa inocencia, los niños rompen con cualquier tratado de lógica, le dan la vuelta a todo y te plantean cuestiones de lo más divertidas. Un aspecto típico de los niños es su visión teleológica del mundo, según la cual todo existe con un fin. Así las montañas existen para que las escalemos o los árboles existen para darnos sombra. Pero lo que ya no resulta tan gracioso es que esta mentalidad propia de los niños de 10 años se mantenga en la etapa adulta. Escuchar frases propias de mentalidad infantiles en boca de personas maduras da tristeza. Puede ser comprensible en personas que no han tenido (o no han querido tener) acceso a una educación adecuada, pero es de lo más llamativo en quienes sí han sido instruidos.

Pero cuando analizo el origen de la frase que abre este artículo me produce preocupación. No ha sido escrito por un niño de 10 años ávido de conocimiento, sino por una persona adulta que posee un medio donde dice difundir la “verdadera ciencia”. El término “verdadera ciencia” ya escama, pero un paseo por dicho medio hace comprender lo que ocurre. En realidad es un blog de doctrina evangélica cristiana que, de muy malos modos, dicta qué resultados científicos pueden ser aceptados y cuáles no. Por supuesto el criterio no es otro que un filtro meramente religioso, por mucho que lo disfrace de terminología robada al ambiente científico-académico. Lo más penoso es que este tipo de blogs abundan por Internet, en multitud de idiomas y de credos. El carácter anticientífico de estos medios es demoledor, no se conforman con criticar los resultados que ha ciencia ha obtenido, sino que en su afán de desprestigio, llegan a tratar a los investigadores que han logrados dichos resultados de miserables corruptos. Su agenda es muy clara, y no la ocultan: censurar en las escuelas todo conocimiento que entre en contradicción con la lectura literal de la Biblia. Ese mensaje se repite en otras sectas de algunas religiones, así encontramos medios de fundamentalistas islámicos o judíos, que tampoco aceptan muchos datos científicos, justificándolo en un incumplimiento de la línea literal de la Torá o del Corán. Y lo habéis adivinado, lo contenidos censurados no son los mismos, aunque la fijación con la evolución es constante en el ámbito integrista.

Personas que intentan velar por la correcta enseñanza de las ciencias, como Eugenie Scott, han escrito mucho sobre el tema, y realizan un gran trabajo al amparo de la Academia de Ciencias de EEUU. Esa figura, y sobre todo el apoyo académico al mismo, se echa en menos en muchos países, quedando esa labor en manos de esforzados científicos, que para colmo, son calificados por muchos de radicales. Pero no es ninguna broma, las nuevas tecnologías de difusión permiten que frases como la que sigue tengan el mismo valor, para muchas personas, que un artículo sobre fotosíntesis escrito por un profesor de biología:

Pero las plantas no crean oxígeno; eso es otro anticientificismo más de la ensoñación evolucionista, otra distorsión de la realidad, aunque lo avale un millón de agentes NASA con 150 títulos universitarios, y 25 doctorados evolutivos, geológicos, físicos, químicos, o lo que sea que les intente respaldar. Decir eso es anticientífico, por mucha bata blanca que se vista, y por muchas fotos que se tiren bajo diplomas procedentes de gloria de hombres.

Este párrafo es un gran ejemplo ya que muestra dos vertientes. Por un lado cómo el autor trata de eliminar la validez un conocimiento científico más que contrastado durante décadas de investigación y por otro menospreciar a las personas que han obtenido esos resultados, pero como el autor alude, puede ser miles. Da igual que sean unos pocos, decenas, miles o millones los investigadores que avalen los resultados, su doctrina siempre estará por encima.

En este enlace podréis leer otras frases demenciales. Sé que parecen anécdotas, por supuesto que en el mundo de la ciencia lo son. Lo que no es una anécdota es la capacidad de estos movimientos radicales religiosos de influir en la sociedad. Si la sociedad termina viendo a la ciencia como un enemigo, le dará la espalda, algo que aplaudiría cualquier integrista.

La ciencia es la espada de Satanas que se usa para desprestigiar la Biblia

Si eso ocurre dejarán de formarse los profesionales necesarios para resolver muchos de los grandes problemas que hoy tenemos. También significará que será más complicado alcanzar el objetivo de llegar a conocer nuestro cosmos y a nosotros mismos de una forma adecuada. Esas frases que se trasmiten como virales en los blogs creacionistas pueden producir risa, pero detrás hay algo que es más preocupante.

PD: Quisiera agradecer a Logos77alterego el préstamo de las frases creacionistas que aparecen en este artículo.

Entradas relacionadas:

Via:
La Ciencia y sus Demonios


Coronavirus ¿la próxima pandemia?


Me parecio interesante esta informacion y la comparto con mis lectores

red mundial aereaLa globalización, con su explosiva y exponencial mezcla de comercio y turismo internacionales de los que en la actualidad no se libra ni el más apartado rincón del planeta, está creando las condiciones idóneas para la propagación de nuevas epidemias.

Y quizás uno de los mejores ejemplos de este nuevo escenario al que nos enfrentamos tenga como protagonistas a los coronavirus, una familia de patógenos que deben su nombre a la peculiar estructura de su envuelta que asemeja a la de una “corona solar” tal y como se muestra en la siguiente imagen de microscopía electrónica.

Coronaviruses

Virus de esta familia son capaces de infectar a múltiples especies de aves o mamíferos, humanos incluidos siendo responsables de bronquitis en pollos, gastroenteritis en cerdos o hepatitis y enfermedades neurológicas en ratones además de problemas respiratorios en el ser humano. Pero fue en el año 2002 cuando estos virus pasaron a la primera plana de la actualidad ya que un nuevo miembro de esta familia, que recibió posteriormente el nombre de coronavirus del SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) provocó una severa epidemia, ejemplo evidente de los peligros de este nuevo mundo globalizado, en donde la especie humana manipula el entorno a su capricho permitiendo la creación de las condiciones óptimas para la emergencia y propagación de nuevas y desconocidas pandemias.

Los hechos interpretados a posteriori por diversos estudios científicos y por el seguimiento de la OMS son dignos de una película de catástrofes al más puro estilo hollywodiense. El hospedador natural de este tipo de virus, los murciélagos salvajes trasmiten el virus habitualmente a diversas especies de mamíferos originales del sureste asiático como civetas del Himalaya o tanukis (perros mapache del Extremo Oriente) entre otras, y algunos de estos ejemplares infectados acabaron en un mercado de animales exóticos de la provincia de Cantón en China, porque eso de tener perro o gato ya no se estila y ahora hay que demostrar que se es muy “cool”, “hipster” o lo que sea (que yo ya estoy mayor para entender de modas) paseando por el parque un bicho cuanto más exótico y extraño mejor. Y claro, entonces se crea un mercado multimillonario en donde traficantes sin escrúpulos esquilman los últimos territorios vírgenes en nombre de la libre empresa y el comercio mundial, para que todos podamos darnos el gusto de subir a Facebook fotografías como las siguientes, en donde mostrar orgullosos nuestra individualidad y “buen” gusto.

mascotas exoticas

Pues bien, volviendo al tema que nos ocupa, un médico de visita en el mencionado mercado cantonés de animales se infectó inadvertidamente junto con diversos lugareños con el coronavirus del SARS y posteriormente voló a Hong Kong, y durante su estancia en la cosmopolita ciudad propagó el virus sin querer a otras personas que se alojaban en el mismo establecimiento hotelero, desencadenándose así un brote que rápidamente se expandió. Como muchos de estos individuos infectados eran extranjeros pasados unos días volaron a otros países llevándose el peligroso virus de forma latente, con el resultado final de una diseminación internacional de la enfermedad. En total la OMS identificó a cerca de 8.000 personas infectadas por este brote epidémico, mayoritariamente chinos y hongkoneses, pero también varios cientos de taiwaneses, canadienses y habitantes de Singapur, además de ciudadanos de otros 26 países de todos los continentes, de los cuales un significativo 8% (662 personas) de los enfermos fallecieron a causa de la infección.

Además, ultimamente los coronavirus parecen ser patógenos bastante “inquietos” puesto que otro miembro de la familia, el responsable del Síndrome Respiratorio por Coronavirus de Oriente Medio o MERS, está de rabiosa y letal actualidad. Este virus identificado hace tan sólo un par de años, es ya endémico de toda la península Arábiga tal y como se muestra en la siguiente figura

mers-map-arabian-peninsula

Y lo que es peor, como indica el CDC estadounidense existen bastantes probabilidades de que pueda afectar en un futuro no muy lejano a otros países del Oriente Próximo, algunos de los cuales como Irak o Siria se encuentran en la actualidad envueltos en terribles guerras civiles, por lo que sus sistemas sanitarios están destruidos en la práctica y en muchos casos es imposible la llegada tanto de expertos como de ayuda internacionales, por lo que un brote en estas arrasadas naciones no podría ni siquiera ser detectado y mucho menos controlado por el enorme desplazamiento ilegal de cientos de miles de civiles que huyen de estos sangrientos conflictos bélicos, no sólo hacia los países limítrofes sino también a los llamados países desarrollados de todo el mundo. Y como ejemplo final de la peligrosidad de este virus, tal y como informa la revista Nature, el ministerio de sanidad saudí acaba de publicar las estadísticas revisadas de casos de MERS en el país y como se muestra en la siguiente figura

mers arabia saudi nuevos casos

la cifra se acerca ya a los 700 afectados, mayoritariamente infectados en los últimos meses y con un devastador 41% de mortalidad (282 fallecidos). Estadística que coloca a este virus entre los más letales que existen en la actualidad. Así que ya sólo falta que algún yihadista saudí con MERS latente decida ganarse el paraíso y sus 72 vírgenes uniéndose a la guerra santa en Irak o Siria para que pueda estallar un polvorín vírico incontrolable. O simplemente en la peregrinación anual a La Meca del próximo mes de septiembre que atraerá al desértico país a cientos de miles de peregrinos llegados de todo el mundo.

Así que en resumen, si continuamos con nuestro irresponsable comportamiento de esquilmar hasta el último ecosistema virgen y de visitar (para ver con nuestros propios ojos y dejar constancia con nuestras cámaras fotográficas) hasta el más remoto rincón, perdido de la mano de dios del cada vez más pequeño (y saturado de humanos) globo terráqueo, cualquier día de estos nos encontraremos con una pandemia a escala global, de coronavirus o de cualquier otro patógeno todavía no identificado que en la actualidad descanse plácidamente en su cada vez menos alejado y tranquilo ecosistema prístino.

Entradas relacionadas:

Ve el articulo aquí:
Coronavirus ¿la próxima pandemia?