Diferencias entre las unidades de memoria USB Flash


Todo mundo tiene una, por lo menos para una emergencia, aunque muchos las usamos regularmente para almacenar informacion que queremos transportar libremente. Sin embargo la oferta de este tipo de dispositivos es enorme, no solo de fabricantes, sino incluso de modelos ofrecidos por cada uno de ellos. Los precios también varian, asi que cuando compramos alguna generalmente solo lo hacemos por la capacidad de almacenamiento y el precio.

Pero, ¿Existen diferencias entre ellas?

Aunque la mayoría de las unidades de memoria flash USB 2.0 son parecidas en apariencia, lo cierto es que dependiendo de su arquitectura, su rendimiento y fiabilidad varían de manera muy importante.

Las diferencias en el tipo de memoria y, de una manera más amplia, en el tipo de controlador de entrada y salida utilizada por las unidades USB pueden hacer que el rendimiento de un dispositivo sea dos o tres veces mayor y su duración de hasta 10 veces más que otro, incluso aunque los dos utilicen el logo USB 2.0.

Desgraciadamente para el usuario, no existe ningún estándar aceptado por la industria ni certificaciones que puedan explicar lo que hay dentro de una unidad flash USB 2.0.

Sin benckmarks ni pruebas, la única regla que se aplica es la de que cuanto más caro es el dispositivo, más posibilidades habrá de que sea de mejor calidad.

El estándar USB 2.0 permite una velocidad máxima de transferencia de datos de 60 MB/seg., aunque “nadie alcanza ese límite” con las memorias flash que se utilizan en las unidades USB actuales, según explicó Pat Wilkison, vicepresidenta de marketing de STEC, empresa fabricante de memorias y productos de almacenamiento.

Otro de los factores que determina el rendimiento de las unidades es el tipo de memoria que contiene. Puede ser SLC (Single-level Cell) o MLC (Multilevel Cell). La primera almacena un bit, mientras que la segunda guarda dos bits en cada celda de memoria. SLC es dos veces más rápida que MLC, y la velocidad de lectura máxima es de 14 MB/seg mientras que la de lectura es de 10-12 MB/seg. Como era de esperar, la mayoría de los dispositivos de memoria flash USB utilizan memoria MLC, que es más barata que la otra. La memoria SLC también dura más.

Hoy en día, la única manera de saber si el dispositivo de memoria incluye SLC es por el precio. Cuanto más caro, más posibilidades habrá de que utilice SLC. Otro sistema, aunque bastante poco indicativo, es el logo Windows ReadyBoost, que indica que la unidad puede ser utilizada como RAM suplementaria y que por tanto se ajusta a la velocidad de rendimiento de ordenadores equipados con Vista. Sin embargo, las especificaciones son muy bajas y se ajustan a la mayoría de dispositivos flash USB de gama baja.

En la primera mitad de 2009, se cree que los fabricantes de controladores de entrada y salida empezarán a vender unidades con dos e incluso cuatro canales, lo que incrementará la velocidad incluso para las memorias MLC más lentas. Las unidades USB que combinen controladores de cuatro canales con memoria MLC podrán alcanzar velocidades de 60 MB/segundo para lectura y 30 MB/seg para escritura.

Vía: The Inquirer

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

This entry was posted in Tecnología and tagged , on by .

About sigloxiii

Ing. Rafael Cansigno. Ingeniero en Telecomunicaciones, FI UNAM. CCNA, Director Servicios de Computo e Ingenieria. Blogger desde el 2007. Intereses en Ciencia y tecnología en general. Geek. Guitarrista aficionado. Critico perpetuo. Emprendedor y de mente inquieta.